“La justicia en Estados Unidos no vive ni muere al golpe de la pluma de un hombre sin importar cuán alto sea su oficio”. “La libertad religiosa ha sido, y será siempre, un principio básico de nuestro país y ningún presidente puede cambiar esa verdad”.

____________________________________________________________________________________________________________________

Procuradores de 16 estados de la Unión Americana, representantes de 130 millones de personas,se han unido para condenar la orden ejecutiva de Trump. La califican de “inconstitucional y antiestadounidense”. Y, advirtieron, la enfrentarán con una extension constitucional.

Los fiscales son de California,  Nueva York, Pensilvania, Washington, Massachusetts, Hawái, Virginia, Oregon, Connecticut, Vermont, Illinois, Nuevo México, Iowa, Maine, Maryland y el Distrito de Columbia.

“Condenamos el mandato ejecutivo inconstitucional, antiamericano e ilegal del Presidente Trump y trabajaremos juntos para asegurar que el gobierno federal obedezca la Constitución, respete nuestra historia como nación de inmigrantes, y que no ataque ilegalmente a nadie debido a su origen nacional o fe religiosa”.indicaron.

El Procurador californiano, el mexicoamericano Xavier Becerra, de origen jalisciense, aseguró que “la libertad religiosa ha sido, y será siempre, un principio básico de nuestro país y ningún presidente puede cambiar esa verdad”.

Apaludieron a los tribunales federales que ordenaron “la suspensión de la peligrosa Orden Ejecutiva de la Administración. Aplaudimos esas decisiones y utilizaremos todas las herramientas de nuestras oficinas para luchar contra este orden inconstitucional y preservar la seguridad nacional y los valores fundamentales de nuestra nación”.

DISCRIMINACION CON BASE EN LA FE

Confían en que el decreto ejecutivo será finalmente derrotado por los tribunales. Mientras tanto, “estamos comprometidos a trabajar para asegurar que el menor número posible de personas sufre la caótica situación que ha creado “.

Becerra dijo, con relación a los refugiados:

“La justicia en Estados Unidos no vive ni muere al golpe de la pluma de un hombre sin importar cuán alto sea su oficio”.

Refrendó que la orden ejecutiva, antirreligiosa y anti-refugiados, es de muchas maneras injusta y antiamericana ya que discrimina a los seres humanos basados ​​en su fe, niega la entrada a aquellos con temores probados y legítimos de muerte y persecución y pisotea siglos de tradición Americana”.

Becerra hizo notar que en su dependencia tratan de encontrar “ todas las posibilidades posibles para defender a los miembros de la familia y los que viven permanentemente en nuestras comunidades que pueden ser excluidos de la reentrada al país”.

“ Haremos todo lo que podamos por los refugiados que han cumplido con la prueba legal de admisión de nuestro país para escapar de la muerte y la persecución. Utilizaremos todas las herramientas dentro de nuestra autoridad para ofrecer a las víctimas de la Administración Trump una oportunidad de luchar para superar otra barrera cruel para su huida hacia la libertad”, precisó el mexicoamericano.

Dijo que la orden ejecutiva de Trump debe ser enfrentada como una extensión constitucional “.