Casi la mitad, no gana nada. Labor de riesgo extremo, revelan estudios.  Seis de cada 10 son mujeres que además realizan quehaceres domésticos y estudian, según el Inegi.

________________________________________________________________________________________________________________________________

En México 2.5 millones de niños y adolescentes trabajan. Casi la mitad (45.9 por ciento, un millón 147 mil 500) no recibe ningún ingreso por su labor y cerca de 400 mil (377.5 mil) son niñas y niños de 5 a 11 años, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con un reporte estadístico con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil (que se conmemora este 12 de junio), cuatro de cada 10 niños y adolescentes ocupados en el país son menores de la edad mínima de admisión en el empleo, que es de 15 años.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) define al trabajo infantil como aquel que los niños no deberían realizar porque son demasiado jóvenes, y para el caso de que no lo sean, porque esas labores son peligrosas para ellos.

De acuerdo con el reporte del Inegi, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) señala a la duración de la jornada laboral por encima del límite legal permitido como una de las condiciones de trabajo infantil inadecuadas que pueden convertir esa labor en una actividad de riesgo.

En México, la jornada de trabajo de los menores de 16 años no puede exceder de seis horas diarias; sin embargo, 29.3 por ciento de la población de cinco a 17 años ocupada labora 35 y más horas a la semana, es decir 7 horas diarias en una semana de lunes a viernes.

Las cifras indican que de los 2.5 millones de niñas, niños y adolescentes de cinco a 17 años que trabajan en México, 15.1 por ciento (es decir 377.5 mil) tienen de cinco a 11 años; 26 por ciento (650 mil) son adolescentes de 12 a 14 años y 58.9 por ciento (un millón 472.5 mil personas) son adolescentes de 15 a 17 años.

Foto

Un niño vende ropa usada en la avenida Hidalgo, en el Centro Histórico de la Ciudad de MéxicoFoto José Antonio López

De acuerdo con información del Módulo de Trabajo Infantil de Inegi con cifras hasta 2013 (el dato más reciente disponible), seis de cada 10 niñas y adolescentes mujeres realizan quehaceres domésticos y estudian, además de estar inmersas en actividades laborales; situación que contrasta con 43.3 por ciento de niños y adolescentes varones.

Sin embargo, de los 2.5 millones de niñas, niños y adolescentes que realizan alguna actividad económica, 67 por ciento son niños y 33 por ciento niñas.

La mayoría de los niños y adolescentes que trabajan en México, lo hacen en el sector agropecuario (30.5 por ciento), seguido del comercio y los servicios que emplean a 25.9 y 24.6 por ciento, respectivamente, de los niños y adolescentes que trabajan.

Más de la mitad de niños que trabajan en México (55 por ciento) realiza actividades elementales y de apoyo y la quinta parte (20 por ciento) se emplea como comerciantes o agentes de ventas.

En cuanto a la remuneración, la información muestra que 45.9 por ciento de la población infantil que realiza actividades económicas no recibe un ingreso, seguidos por aquellos que reciben hasta un salario mínimo (28.4 por ciento) y solamente 1.2 por ciento perciben ingresos mayores a tres salarios mínimos.

Los motivos que los llevan a trabajar pueden ser de distinta naturaleza: 23.3 por ciento del total declararon que lo hacen para pagar su escuela y sus propios gastos; 22.5 por ciento porque el hogar necesita de su trabajo y 22.4 puntos porcentuales por gusto o sólo por ayudar.

En lo que respecta a la persona para quien trabajan, seis de cada 10 lo hacen para un familiar, señaló el Inegi.