El procurador general de California, Xavier Becerra, se unió a sus colegas de  los estados de Washington, Maryland, Massachusetts, Nueva York y Oregón para solicitar una orden de restricción temporal para detener la aplicación de la última versión de la prohibición inconstitucional para que ciudadanos de Irán, Libia, Corea del Norte, Siria, Venezuela, Yemen y Somalia viajen a EU

“Los Tribunales han rechazado previamente diferentes versiones de esta prohibición de viaje anti-musulmana descaradamente discriminatoria”, dijo Becerra.

“Sin embargo, la administración de Trump sigue jugando con las vidas de miles de personas que trabajan y asisten a la universidad aquí, cumplen con las reglas y han ayudado a nuestro estado a convertirse en la sexta economía más grande del mundo. La prohibición sirve a una agenda política arraigada en el miedo y el prejuicio. California seguirá recibiendo y abrazando a personas de buena voluntad de todos los orígenes, religiones y etnias. Cualquier otra filosofía no es Americana”, expuso.

Una versión anterior de la prohibición de viaje expiró el 24 de septiembre. El martes pasado, sin resolver si esta versión anterior era legal, la Corte Suprema decidió que ya no tenía jurisdicción sobre una impugnación.

En una demanda enmendada presentada este viernes,  Becerra y cinco de sus colegas abogados generales argumentan que la prohibición de viaje revisada, como las versiones anteriores de la prohibición, está inconstitucionalmente motivada por el ánimo religioso antimusulmán, viola las  leyes de inmigración y perjudica a los estados, sus residentes, negocios y escuelas.

La denuncia destaca el daño causado a los colegios y universidades estatales de California, el acceso de los residentes a la atención médica y la economía del estado.