El general Akin Ozturk encabezó el intento de la asonada.

Nacido en 1952, Ozturk es general de cuatro estrellas de la Fuerza Aérea turca y sirvió como comandante hasta agosto de 2015. Actualmente sigue siendo miembro del Supremo Consejo Militar del país.

Los militares golpistas impusieron la ley marcial en todo el país, desplegando tanques en las autopistas de acceso a Estambul y Ankara, apoyados por blindados, cazas y helicópteros del Ejército. El primer ministro turco, Binali Yildirim, ha afirmado que todos los conspiradores, representantes del “estado paralelo”, incluidos los miembros de las Fuerzas Armadas de Turquía, están en manos de la Fiscalía y serán castigados por intentar llevar a cabo un golpe de Estado, que se cobró la vida de 161 personas y dejó 1.440 heridos.

Según el político, fueron detenidos 2.839 militares. Entre ellos se encuentran oficiales de intermedio y alto rango. Además, Yildirim ha indicado que el Consejo Constitucional del país considerara la introducción de la pena capital tras el intento de golpe.

NOTICIAS RELACIONADAS