El Partido Demócrata insistirá en realizar la reforma migratoria. En tanto, defenderá la orden ejecutiva del presidente Obama sobre DACA y DAPA, que puede dar alivio legal a al menos cinco millones de indocumentados.demás, pugnará por dar un estatus legal provisional a las personas que llegan a Estados Unidos escapando de la violencia o persecución en sus países de origen.

Igualmente, pedirán el cese de redadas de niños y familias que provienen de América Central. Cuidado especial darán a los menores para que tengan un abogado que los defienda en los tribunales de inmigración.

Estas definiciones las hace en la plataforma de migración, eleborada con propuestas de los aspirantes presidenciales Hillary Clinton y Bernie Sanders y otros sectores de esa institución política. Serán sometidos para su aprobación a los delegados de la Convención Nacional, en Filadelgia, del 25 al 28 del presente mes.

Indica el documento que los inmigrantes que ya viven en los Estados Unidos, que son activos en sus comunidades y contribuiyen al país, deben ser incorporados a la sociedad al través de mecanismos legales.

“Los demócratas tenemos que arreglar con urgencia nuestro sistema roto de inmigración que desgarra familias y mantiene a los trabajadores en las sombras y crear un camino a la ciudadanía para familias que están aquí, que hacen una vida mejor para sus familias y contribuyen a su comunidades y nuestro país”, indica.

Y recalca que seguirán luchando por una reforma migratoria integral, en tanto van a defender y la Acción Diferida del presidente Obama  a fin de proteger de la deportación a estudiantes y padres.

MAS SERVICIOS A INMIGRANTES

Indica la plataforma que los demócratas en el gobierno van a invertir en servicios de integración de inmigrantes, ampliar el acceso a la enseñanza del idioma inglés y promover la naturalización para ayudar a los millones de personas que están elegibles para la ciudadanía.

Y destacan que pondrán fin a las redadas de niños y sus familias, porque siembran miedo innecesario en las comunidades inmigrantes.

“Debemos garantizar el debido proceso para los que huyen de la violencia en América Central y el trabajo con nuestros socios regionales para abordar las causas fundamentales de la violencia. Hay que tener especial cuidado con los niños y  por eso debemos garantizar un abogado financiado por el gobierno para los niños no acompañados en los tribunales de inmigración”, cita.

Indica que trabajarán con el Congreso para poner fin a la larga y forzada la expulsión de  inmigrantes cuando tratan de ajustar su estatus,que va de tres a diez años.

Los demócratas también se proponen  poner fin a los contraltos con prisiones privadas, de ídole federal, estatal y  municipal.

Con el fin de poner fin a la detención de familias, van a asegurar alternativas humanas para aquellos que no representan una amenaza pública.

Y rechazan los intentos de imponer una prueba religiosa para impedir que los inmigrantes o refugiados de entrar en el Estados Unidos ya que es anti-estadounidense y va en contra de los principios de este país.

Los demócratas advirtieron que el discurso divisionista y ofensivo de Donald Trump sobre los inmigrantes y otras comunidades no tienen cabida en la sociedad. Rechazan esa retórica.