Alerta Morena que asalariados pagarán más impuestos; falso, revira el PRI.

_______________________________________________________________________________________________________________________________

La Cámara de Diputados aprobó ayer la Ley de Ingresos 2018, que asciende a 5.2 billones de pesos e incluye una estimación de recursos adicionales por 43 mil 291 millones de pesos –para financiar la reconstrucción por los terremotos–, de los cuales 3 mil 989 millones corresponden a la actualización del impuesto sobre la renta (ISR) a personas físicas.

Este tema dividió a los partidos, pues mientras PRI y PVEM argumentaron que no hay aumento a las tasas, Morena explicó que los asalariados sí pagarán más por sus ingresos, lo que se refleja en el incremento de la estimación del ISR, de un billón 562 mil 197 millones calculado por el Ejecutivo, a un billón 566 mil 186 millones aprobado por la Cámara.

En una tarjeta distribuida por el tricolor se afirmó que los 3 mil 989 millones extraordinarios no se deben a la actualización de las tarifas del ISR aplicables a las personas físicas, sino a que se espera mayor recaudación, como la observada entre agosto y septiembre.

Sostuvo que la ley prevé la actualización por inflación de los umbrales de ingresos de la tarifa para el cálculo del impuesto, y que la medida no afecta a los contribuyentes, sino que los beneficia.

Las tarifas cambian cuando la inflación acumulada entre el último mes que se utilizó para actualizarlas y el último del ejercicio fiscal exceda 10 por ciento; las modificaciones de los umbrales de ingreso implican que algunos contribuyentes tendrán menores tasas de ISR y otros, cuyas percepciones aumenten, no pasarán a una tasa más elevada, señaló.

Desde la tribuna, el diputado Vidal Llerenas (Morena) explicó que sí habrá quienes pasen a una tasa más elevada en el pago de ese gravamen, y sobre ellos se recargará el incremento en la recaudación.

Los datos los tiene Hacienda, pero lo que ocurrirá es la actualización de las bandas mediante las que se cobra el ISR. Mucha gente se quedará en la que está, y no pasa nada, pero las que en las que están pegadas a la siguiente, se actualizará y pagarán más por estar en otra categoría de ingreso. Es confuso, pero cada quien lo verá en su quincena, a partir de enero, dijo.

No se aceptaron modificaciones al dictamen en lo particular, después de que se aprobó con 398 votos de todas las bancadas, excepto Morena, que lo rechazó con 41; los legisladores de este partido advirtieron al resto que avalar la ley incluía respaldar el golpe a las personas físicas, pero también la continuidad de los gasolinazos.

El PAN insistió también en que debía reducirse en 50 por ciento el impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) que se cobra a las gasolinas. El cálculo del panismo es que, por cada litro, los consumidores pagan cuatro pesos.

El diputado Jericó Abramo Masso (PRI) acusó al blanquiazul: ustedes, cuando fueron gobierno, crearon tres impuestos, uno fue el IEPS a gasolinas, que hoy de manera populista quieren cerrar, pero nos lo dejaron a todos.

El coordinador priísta, César Camacho, dijo que la prioridad de su partido con la Ley de Ingresos es la atención oportuna, responsable de los efectos de los sismos y de los huracanes, y se requiere fondear, darle suficiencia presupuestal a la respuesta gubernamental; actuar con elemental sentido social y de solidaridad.

Con la idea de no modificar nada, después de lo avalado en la comisión el miércoles, el pleno también desechó propuestas para incrementar los gravámenes que se cobran a las mineras, a pesar de que diputados de Morena y MC explicaron que los beneficios fiscales les permitieron obtener la devolución de 13 mil millones de los 17 mil millones que debían tributar.