La Fiscalía sostiene que el crimen contra la corresponsal  en Chihuahua se debió a su trabajo periodístico. Los autores intelectuales del homicidio del pasado 23 de marzo son los presuntos capos Adán Salazar Zamorano y su hermano Crispín Salazar Zamorano, líderes de ‘Gente Nueva’.

NOTICIAS RELACIONADAS