Osorio: el caso es por desvío de fondos, no asunto magisterial. Se les acusa de lavado de dinero, al igual que a Rubén Núñez Ginés.  El dirigente rechaza declarar y denuncia que su detención fue ilegal. Nuño: las capturas, muestra de que el paro es para mantener privilegios.

________________________________________________________________________________________________________________________________
La Procuraduría General de la República (PGR) busca al menos a otros 24 líderes e integrantes de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de Oaxaca, quienes enfrentan órdenes de aprehensión por los mismos ilícitos que se imputan a Rubén Núñez, secretario general de esa sección, detenido el pasado fin de semana por su presunta responsabilidad en el delito de lavado de dinero, informó ayer Gilberto Higuera Bernal, subprocurador de Procedimientos Penales y Amparo.

De su lado, Núñez Ginés rechazó ayer responder verbalmente a preguntas de funcionarios de la PGR que le imputan lavado de dinero y sólo sostuvo que su detención fue ‘‘ilegal, arbitraria y violatoria de todo protocolo policiaco’’.

Funcionarios del Poder Judicial informaron que durante la audiencia inicial en que se leyeron las imputaciones que enfrenta el dirigente del magisterio disidente –efectuada en el Cefereso de Hermosillo, Sonora–, el profesor pidió la duplicidad del plazo constitucional de 72 a 144 horas para aportar pruebas y demostrar su inocencia, y optó por guardar silencio durante la diligencia. Será el próximo sábado cuando el juzgado quinto de distrito determine si sujeta a proceso a Núñez o si ordena su libertad por falta de elementos para procesarlo.

También ayer se efectuó la audiencia judicial de declaración preparatoria en que compareció Francisco Villalobos Ricárdez, secretario de organización de la CNTE, quien fue detenido en el Istmo de Tehuantepec horas antes de la captura de Núñez en el estado de México.

En la audiencia judicial del profesor Núñez, efectuada tras una rejilla de prácticas en el penal de Sonora, el líder sindical y sus abogados declararon que su detención se realizó la madrugada del pasado domingo en los límites de la Ciudad de México y el municipio mexiquense de Ecatepec, donde fue aprehendido por al menos 12 personas vestidas de civil.

Añadieron que, tras la captura del líder gremial, los policías lo trasladaron en siete vehículos sin placas ni identificación como autos oficiales, pero no lo pusieron de inmediato a disposición de la autoridad jurisdiccional que libró la orden de aprehensión.

Sus abogados defensores señalaron que el arresto se efectuó en medio de un total abuso del ejercicio de la fuerza pública y en franca violación a los derechos humanos del maestro.

De su lado, el subprocurador de Procedimientos Penales y Amparo de la Procuraduría General de la República, Gilberto Higuera Bernal, informó ayer en entrevista radiofónica que aún están pendientes de cumplimentarse 24 órdenes de aprehensión contra profesores de la CNTE vinculados al supuesto lavado de dinero que también se imputa a Núñez Ginés.

Rubén Núñez es acusado de lavado de dinero de unos 24 millones de pesos procedentes de comisiones que recibió de empresas contratistas que prestaban diversos servicios a los maestros agrupados en la coordinadora.