La mayoría de los senadores estatales aprobó la medida que pasa a la cámara baja de la Legislatura donde se estima que el voto a favor también sea mayoritario para que el gobernador Jerry Brown la convierta en ley con su firma.

__________________________________________________________________________________________________________________________________

LOS ÁNGELES

Con 27 votos a favor y 12 en contra, el Senado de California aprobó este lunes la iniciativa de estado santuario que prohíbe a las agencias del orden compartir información sobre indocumentados detenidos y utilizar sus recursos para realizar tareas de inmigración.

“Estamos tratando de hacer que nuestras comunidades sean más seguras y de ser inteligentes al respecto, no se trata de retórica ni de fanfarronería”, dijo el presidente del Senado, Kevin De León, al defender la iniciativa de su autoría.

 Ahora la medida SB-54 tendrá que ser aprobada por los asambleístas de la cámara baja de la Legislatura –donde se contempla un voto mayoritario a favor–, para luego llevarla al escritorio del gobernador Jerry Brown, quien con su firma la convierte en ley.
De esa forma California sería el primer estado santuario del país para hacerle frente a las políticas migratorias del presidente Donald Trump.

La iniciativa, también conocida como California Values Act (Ley de Valores de California), tiene como finalidad prohibir el uso de recursos estatales y municipales para ayudar al Servicio para el Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en tareas migratorias, a menos de que haya una orden judicial de por medio.

Varias ciudades y condados de California cuentan con políticas que limitan la colaboración de sus cuerpos policiales con con ICE, pero no existe una ley que uniforme estas prácticas a nivel estatal.

En días pasados, el gobernador Jerry Brown y el líder del Senado de California, Kevin de León, llegaron a un acuerdo sobre la iniciativa SB 54, el Acta de Valores de California, que daría a California el rango de santuario de indocumentados.

Con esto se despeja el camino para la votación determinante de la Asamblea de California sobre este proyecto, que cuenta con amplio respaldo social.

“Este proyecto de ley protege la seguridad pública y a todas las personas que acatan las leyes y vienen a California a trabajar arduamente y a hacer de este estado un lugar mejor,” dijo el gobernador Brown.

De León precisó:

“California protegerá a nuestras comunidades de la agenda radical y odiosa de la política pública de inmigración de la administración Trump”.

“El Acta de Valores de California –agregó- proporciona protecciones históricas para nuestra comunidad indocumentada e impide que nuestros recursos estatales y locales de agencias del orden sean desviados para destrozar a las familias”.

La SB 54  asegurará  que la policía estatal y local no se desvíen de sus  funciones,  para hacer cumplir las leyes federales de inmigración.

De León indicó que con las protecciones proporcionadas por la SB 54, los residentes indocumentados podrán denunciar crímenes o ayudar en procesamientos sin miedo a ser deportados.

Manifestó que “con la decisión del presidente Trump de rescindir DACA e intensificar las incursiones de ICE en nuestros vecindarios, la SB 54 se necesita ahora más que nunca”.

Y remató:

“Junto con la SB 54, las demandas legales separadas presentadas por la presidenta de la Universidad de California (UC), Janet Napolitano, y el Procurador General de California, Xavier Becerra, desafiando la decisión del presidente Trump de revertir DACA presentan un frente unido para proteger a aquellos que son vitales para la economía y el futuro de California”.

PRECISIONES

Bajo las enmiendas respaldadas por Brown, el proyecto de ley permitiría a los agentes del orden transferir y compartir información sobre presos condenados por aproximadamente 800 delitos no especificados en las anteriores consideraciones del proyecto de ley.

Esta lista de delitos incluyen muchos graves, pero también  y  fue originalmente elaborada como parte de la Ley de Confianza, que Brown firmó en octubre de 2013.

Otras enmiendas importantes incluyen:

Las autoridades de inmigración podrían entrevistar a las personas en las cárceles, pero no se les dará espacio de oficina permanente en penales.

Los funcionarios del Departamento de Correcciones y Rehabilitación de California estarían exentos del proyecto de ley, pero requeridos para proporcionar protecciones mayores para los reclusos inmigrantes y obligados a ofrecerles la misma oportunidad que otros presos para ganar créditos de tiempo hacia sus sentencias.

Los agentes federales de inmigración tendrían acceso a las bases de datos de la aplicación de la ley. Pero la oficina del procurador general del estado desarrollaría recomendaciones que limitarían en gran medida el acceso de los agentes a la información.

Una serie de cambios técnicos en el lenguaje del proyecto de ley para asegurar que los oficiales puedan participar en grupos de trabajo conjuntos.