Cuando California necesita más maestros para abatir el déficit, el gobierno de Donald Trump impulsa cambios en la ley de impuestos que inhiben a estudiantes a estudiar la carrera magisterial.

El estado necesita alrededor de 20,000 docentes nuevos al año. Sin embargo, durante los últimos tres años, a partir de 2013-14, sólo han sido emitidas aproximadamente 12,000 credenciales, creando un déficit de aproximadamente 8,000, según el Learning Policy Institute.

La escasez es especialmente significativa en los campos de matemáticas, ciencias, educación especial y educación bilingüe.

Además, la propuesta de Ley de educación superior, recientemente introducida en la Cámara de Representantes, elimina el programa de condonación de préstamos de servicio público (PSLF), para estudiantes prestatarios que inician carreras en el servicio público, incluidos los maestros . Más de 500,000 graduados universitarios se han inscrito en el programa a nivel nacional.

Ante ello, el Superintendente de Instrucción Pública del Estado, Tom Torlakson, manifestó su oposición a  los cambios en los impuestos federales ya que podrían reducir los ingresos de los maestros y aspirantes a maestros.

Por este motivo, el funcionario envió una carta (letter) a los miembros del Comité de Educación de la Cámara de Representantes pidiendo que consideraran el dañino impacto al campo educativo la aprobación de ese proyecto de ley.

La ley actual les permite a los maestros deducir $ 250 anualmente por gastos en papel, lápices, bolígrafos y otros suministros de clase, un programa de asistencia que el Congreso creó en 2002. El proyecto de ley republicano de la Cámara eliminaría esa deducción y la versión del Senado duplicaría a $ 500.

“ El Congreso debe conciliar las propuestas de impuestos antes de enviar un proyecto de ley final al presidente Trump”, dijo Torlakson.

Dijo:

“La ley de la Cámara es la acción incorrecta en el momento equivocado. Desanima a las personas a unirse o permanecer en la profesión docente en un momento en que California necesita alentar a las personas calificadas a unirse o permanecer porque nuestro estado está experimentando una escasez significativa de maestros”.

Cualquier instructor de tiempo completo en una escuela pública o privada es elegible para la deducción. La Education Market Association informó que la mayoría de los maestros gastó casi $ 500 el año pasado en suministros. La deducción figura en los formularios de impuestos junto con las deducciones por intereses de préstamos estudiantiles, gastos de mudanza y cuentas de ahorros de salud. La cuenta de House GOP también elimina todas esas deducciones.

En California hay 295 mil maestros, 6 millones 200 mil alumnos y 10 mil escuelas, según el Departamento de Educación.

LLAMA AL CONGRESO A RECTIFICAR

“Los maestros desempeñan un papel fundamental para ayudar a los jóvenes a entusiasmarse por aprender y alcanzar el éxito en las carreras y la universidad del siglo XXI”, dijo Torlakson, ex profesor de ciencias.

“El Congreso – agregó-debe alentar a las personas con talento a seguir carreras en la enseñanza y otros servicios públicos, pero esta propuesta hace todo lo contrario. Insto al Congreso a retener el programa de condonación de préstamos para los servicios públicos y ayude a aliviar la escasez de maestros “.

De acuerdo con Learning Policy Institute, una institución de investigación sin fines de lucro, los programas de condonación de préstamos bien diseñados pueden ayudar al reclutamiento y la retención de maestros talentosos en áreas y lugares de alta necesidad.

Torlakson ha hecho que la retención y el reclutamiento de maestros sea una prioridad. El año pasado,  emitió una proclama que designaba el 26 de julio de 2016 como “Cambiar vidas: ser un día de maestros”, mientras instaba a las personas calificadas a unirse al campo.