CIUDAD DE MEXICO 

Manifiestan algunos dentro o fuera de México, simpatía hacia el presidente Enrique Peña Nieto pues advierten la “valentía” con la que ha enfrentado la embestido de Donald Trump y la defensa a los connacionales, ahora incluso con el anuncio del titular de Educación, Aurelio Nuño, sobre diversas medidas para asegurar y simplificar el ingreso de estudiantes mexicanos que regresen de los Estados Unidos al Sistema Educativo Nacional; sin que las autoridades declaren que las deportaciones incluso sin papeles de los connacionales, se han intensificado vía aérea hasta la Ciudad de México, con apenas una semana en que Trump llegó a la Oficina Oval en Washington.

Así mientras nuestras autoridades lo único que hacen es arrobar con una especie de espíritu patriotero, enunciando dignidad, defensa a la nación y a la soberanía, resulta que aquí en nuestro país permitimos maltratos y despojos, sin decir ni pío.

El Gobierno de Canadá declaró la semana pasada, ante los roces por el TLC que amaban a los amigos mexicanos, pero sus intereses nacionales estaban primero y después la amistad.

En sentido congruente y valiente, debe haber una acción y un reclamo jurídico real y expedito, cada vez que las mineras canadienses se apropian de regiones nacionales, expulsan comunidades, maltratan a sus trabajadores y contaminan aguas y suelos; y no dejar que las violaciones y vejaciones se diriman como siempre en el curso de una demanda judicial que al amparo político, da tiempo y facilidades a las mineras extranjeras para explotar el terreno y destruir las regiones, al grado de erigir con sus acciones,  pueblos fantasmas.

Del caso de la comunidad La Colorada en Chalchihuites, Zacatecas que detonó de nuevo de manera violenta el día de ayer entre habitantes del lugar y la minera Pan American Silver de Canadá, claro; nuestro Gobierno no dice nada.

El desalojo es forzoso y algunas de las viviendas originarias han sido destruidas con todo y lo que hay en su interior.

La empresa advierte que es dueña de casi 800 hectáreas, en donde se encuentra la misma comunidad de La Colorada, por lo que se toman la atribución de los desalojos.

La autoridad estatal e incluso federal, hasta ahora dando largas, para que la minera haga su negocio incluso pasando sobre decenas de mexicanos, pero ay!! Qué valentía de Peña Nieto frente a Trump y cuánta admiración por decirle no voy al berrinchudo Trump, cuando en realidad fue él quien le dijo a Peña no vengas si no estás dispuesto a pagar el muro.

 

Acta Divina… “Amamos a nuestros amigos mexicanos, pero nuestros intereses nacionales están primero y la amistad viene después“, expresó una  fuente del gobierno canadiense, así como el que “México está en una posición terrible, terrible. Nosotros no”.

 

Para advertir… Si de correr se trata: Justin Trudeau.

 

actapublica@gmail.com