Comerciantes y taxistas suman sus acciones a las ya cotidianas marchas y manifestaciones de organizaciones de inmigrantes contra el gobierno de presidente de EU.

_____________________________________________________________________________________________________________________

Galería de fotos: La resistencia en Estados Unidos y más países

Nueva York. Huelgas de comerciantes y taxistas, nuevas demandas legales y las ya cotidianas marchas y manifestaciones contra las políticas del gobierno de Donald Trump continuaron este jueves de costa a costa.

Entre estas, los dueños yemeníes de mas de mil “bodegas” (tiendas de abarrotes) de la ciudad de Nueva York declararon este jueves una “huelga” de 8 horas, cerraron sus comercios y se concentraron en el centro de Brooklyn en repudio a las ordenes ejecutivas anti-musulmanas de Trump.

Después de días de denuncia y presión por taxistas y organizaciones inmigrantes por no denunciar la orden anti-migrante y refugiados de Trump, el ejecutivo en jefe de Uber, Travis Kalanick, decidió este jueves abandonar el consejo de líderes empresariales supuestamente asesorando al gobierno de Trump.

Uber había sido acusado de jugar el papel de esquirol durante una acción sin precedente de un paro temporario de taxistas -otro sector mayoritariamente inmigrante- en Nueva York el pasado sábado en solidaridad con las protestas contra la orden ejecutiva que prohibir la entrada de inmigrantes de 7 países musulmanes. Convocada por la Alianza de Trabajadores de Taxi de Nueva York, que representa a mas de 19 mil choferes, los taxistas rehusaron ofrecer servicio al aeropuerto Kennedy entre otros por unas horas.

Lyft, la competencia de Uber, respetó la huelga y emitió una declaración afirmando su oposición a las medidas de Trump y sus impactos sobre sus trabajadores y familias y anunció una contribución de un millón de dólares a lo largo de 4 años a la Unión Americana de Libertades Civiles (que ha encabezado la batalla legal contra las ordenes y la defensa de las víctimas de la prohibición en aeropuertos, incluyendo el caso que llevó al fallo temporal contra la deportación de afectados) “para defender nuestra Constitución”.

Por otro lado, la procuradora general de Minnesota, Lori Swanson, anunció que se sumó a las demandas legales ante tribunales de otros tres estados para frenar las ordenes ejecutivas anti-migrantes de Trump, al calificarlas “inconstitucionales”.

El miércoles por la noche, un juez federal en Los Angeles emitió un fallo que obliga al gobierno de Trump a permitir el ingreso de gente con visas de inmigrante procedentes de los 7 países musulmanes en la orden ejecutiva en respuesta a una demanda presentada a nombre de 28 inmigrantes de Yemen.

En Miami, estallaron protestas y manifestaciones después de que el alcalde, el cubano Carlos Giménez, decidir acatar la orden ejecutiva de Trump que obliga a la cooperación de autoridades locales con agentes de migración federales. Los opositores declararon que el alcalde traicionó una zona metropolitana que se considera la segunda más grande de inmigrantes en el país y una ciudad santuario. El alcalde argumentó que no deseaba arriesgar la perdida de fondos federales, amenaza explícita de Trump a toda ciudad santuario.

Unos 76 activistas fueron arrestados en Standing Rock en Dakota del Norte después de que el gobierno de Trump indicó su intención de aprobar la construcción del oleoducto que provocó la resistencia indígena más grande endécadas y que obligó al gobierno de Barack Obama a suspender la obra (Trump fue inversionista en las empresas encargadas del proyecto).

Mientras tanto, otra obra literaria además de 1984 de George Orwell (llego al número 1 en Amazon la semana pasada) está gozando de un éxito inesperado: Los Orígenes del totalitarismo, escrito por Hannah Arendt y publicado en 1951

 

NOTICIAS RELACIONADAS