Reportan que aumentó a 55 mil la cifra de viviendas afectadas en ChiapasEstablece la Policía Federal en Oaxaca polígono de seguridad para evitar actos de rapiña.  Con daños, unos 300 inmuebles históricos, culturales y religiosos.

____________________________________________________________________________________________________________________________________
Foto
El tuit con las condolencias del mandatario estadunidense

Al transcurrir una semana del terremoto que afectó en mayor medida a Oaxaca y Chiapas, con un saldo hasta ahora de casi un centenar de muertos, el presidente Enrique Peña Nieto recibió ayer las condolencias de Donald Trump.

En su cuenta de Twitter, el mandatario argumentó: ‘‘Hablé con el presidente de México para dar condolencias por este terrible terremoto. No fue posible comunicarse por tres días por la mala recepción móvil en el lugar’’.

A su vez, el presidente Peña aprovechó la comunicación para expresarle al republicano ‘‘la importancia que tiene para México el que se tenga una solución permanente para los beneficiarios del Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), que en su mayoría son de origen mexicano. El presidente Trump se mostró optimista en que el Congreso de su país alcance una solución para los jóvenes que hoy están al amparo de este programa’’.

Así, dos días después del anuncio desde la Casa Blanca de una inminente conversación telefónica entre ambos presidentes, ésta no se produjo. La Presidencia no dio argumentos para la ‘‘reprogramación’’ de la misma, pero Trump lo atribuyó a fallas en la telefonía celular. Según un cable de Ap, el magnate explicó a reporteros en el avión presidencial ‘‘que tuvo una buena conversación con Peña Nieto’’.

Además, señaló: ‘‘Todo ese terremoto es terrible. Le ofrecimos nuestras condolencias’’, y explicó que había sido ‘‘imposible comunicarse’’ con el mandatario mexicano porque él estaba en las montañas y su celular no tenía recepción.

De este modo, y cuando ayer se cumplieron ocho días del terremoto de 8.2 grados –como consecuencia del cual hay alrededor de 1.3 millones de damnificados, miles de casas caídas, inhabitables o con daño estructural, y cuando el gobierno mexicano ha recibido numerosas expresiones de condolencia y solidaridad de líderes y presidentes de muchas partes del mundo–, Trump se comunicó con Peña Nieto.

Incluso, cables de distintas agencias de noticias resaltaron esa demora y las excusas de Donald Trump por la misma. La llamada ocurrió a las 13 horas, cuando en Los Pinos estaba programado para media hora después un encuentro privado entre el jefe del Ejecutivo y el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, quien realiza una visita de trabajo a México.

En un comunicado de tres párrafos, Los Pinos apuntó: ‘‘En la conversación, el presidente Trump expresó sus condolencias y solidaridad a México por los daños causados por el terremoto y el huracán Katia, que ocurrieron en días pasados en nuestro país, en tanto que el presidente Peña expresó también su solidaridad por la afectación que sufrió el estado de Florida por el paso del huracán Irma’’.