STOCKTON

El Procurador General de California, Xavier Becerra, anunció que  Yehlen “Mary” Dorothea Brooks se declaró culpable de 15 delitos graves de robo mayor por defraudar a clientes inmigrantes que buscaban la ciudadanía.

La acusada presentó su declaración de culpabilidad en el Tribunal Superior del Condado de San Joaquín por una sentencia de cinco años en prisión. Según los términos del acuerdo de culpabilidad, Brooks acordó pagar un total de $ 371,709 en restitución a las víctimas.

“Este es un caso cruel en el que una estafadora explotó a los inmigrantes que trabajan duro para beneficiar su propio bolsillo”, dijo Becerra.

Agregó

“El Departamento de Justicia de California tiene tolerancia cero para aquellos que se aprovechan y defraudan a las familias que necesitan ayuda legal. Criminales como Brooks arruinan vidas y desgarran familias y se les hará responsables “.

Brooks operó una práctica de leyes de inmigración en Stockton, California desde 2003 hasta 2017. Se dirigió a clientes inmigrantes vulnerables que buscaron su ayuda y les cobró de $ 3,000 a hasta $ 16,000 por servicios que no pudo realizar.

Ella repetidamente engañó a las víctimas sobre el estado de sus casos y mintió sobre el papeleo que ella había enviado mientras continuaba recolectando su dinero. Algunas víctimas que confiaron en ella fueron detenidas y deportadas.

Brooks fue inhabilitada en marzo de 2015 por el Colegio de Abogados del Estado de Kansas, donde inicialmente tenía licencia para ejercer la abogacía. Pese a ello, continuó su práctica legal fraudulenta en el estado de California sin revelar que ya no era abogada.

La California Rural Legal Assistance Foundation y la Universidad de California, Davis Immigration Law Clinic se asegurarán de que las víctimas defraudadas por Brooks reciban asistencia legal adecuada.

Becerra recomienda a los inmigrantes que temen haber sido víctimas de fraude o engaño que denuncien las estafas a la Unidad de Investigación Pública de la Oficina llamando al (800) 952-5225 o enviando una queja.