A media tarde de este viernes, los movimientos de tropas y el paso rasante de aviones militares sobre Ankara hicieron temer lo peor a la población de la capital. Poco después, en un comunicado, una facción del Ejército turco, aseguró que han tomado el poder con el fin de proteger el orden democrático y mantener los derechos humanos en Turquía. Han añadido que se mantendrán todas las relaciones exteriores del país y la ley será la prioridad. Además, han impuesto la ley marcial y el toque de queda “hasta nueva orden”.

Los militares golpistas, acompañados de tanques, cazas y helicópteros en Estambul y Ankara, habían tomado la televisión pública, el aeropuerto internacional Ataturk e infraestructuras básicas como los puentes sobre el Bósforo y el palacio presidencial. Además, aseguraban que habían detenido a los funcionarios del Gobierno y al jefe del Estado Mayor.

¿Ha habido víctimas?

De momento, no ha trascendido mucha información sobre las víctimas mortales y heridos. Hasta el momento, se conoce que 17 policías han muerto en un ataque a un helicóptero policial por parte de los militares en Ankara, según la agencia de noticias pública de Turquía, ‘Anadolu Agency’, y se han confirmado varios muertos y heridos en los disturbios que se han producido en las calles.

¿Quiénes son los responsables?

El Gobierno turco considera al clérigo Fetulá Gulen como el “cerebro” del golpe militar. Desde hace años le acusa de ser el máximo responsable de una “estructura paralela” dentro de las propias instituciones estatales con influencia en los tribunales, la Policía y otros organismos.
Gulen se convirtió en un enemigo político del presidente, Recep Tayyip Erdogan, después de que en 2013 se conocieran casos de corrupción, supuestamente destapados por simpatizantes del clérigo, en el círculo más cercano del presidente.

¿Cómo han reaccionado las autoridades turcas?

Erdogan ha pedido a los turcos que salgan a la calle para responder al golpe de Estado, aunque ha asegurado que va a terminar en breve. “Insto a nuestra gente, a todo el mundo, a que llene las plazas del país para darle la respuesta necesaria”, ha manifestado Erdogan en declaraciones por teléfono a la emisora CNNTürk.
“Este golpe de Estado nunca tendrá éxito. Tarde o temprano será eliminado. Voy a volver a Ankara”, ha agregado el presidente, quien se encontraba de vacaciones fuera de la capital. A pesar de que las primeras informaciones apuntaron a que el presidente viajaba en avión a Alemania, donde había pedido asilo y las autoridades se lo habían denegado, el presidente está a punto de aterrizar en Ankara.
Por su parte, el primer ministro de este país, Binali Yildirim, informó previamente de que un grupo de militares se había sublevado para derrocar al Gobierno y ha dado órdenes de “hacer lo que sea necesario” para sofocar la intentona golpista.
¿En qué situación se encuentra Turquía?
El Servicio de Inteligencia de Turquía ha dado por fracasada la intentona golpista. Previamente, la cadena Al Jazeera informaba de que un caza turco F-16 ha derribado un helicóptero que transportaba a los líderes golpistas.
Sin embargo, el control no es completo. Según las últimas informaciones, el Parlamento turco habría sido bombardeado, pero se desconoce si ha sido por parte de los golpistas o las fuerzas del Gobierno, que habrían actuado en contra de los rebeldes escondidos en el edificio. Además, en el caso de Estambul, informan de una nueva gran explosión.
No obstante, los militares golpistas han comenzado a retirarse.
Unas largas horas de intentona golpista
Uno de los momentos más tensos de la noche se produjo cuando varios carros de combate rodearon el Parlamento y, según las informaciones que llegaban desde Turquía, habían abierto fuego contra el edificio.

Además, otras fuentes apuntaban a que el edificio de la Agencia de Nacional de Seguridad, que depende de la presidencia, había sido derribado por un F16.

En varias ciudades turcas se registraron protestas en contra del intento del golpe militar y para mostrar el apoyo al Gobierno legítimo, que insistió en todo momento en que estaba al mando de la situación.

Un video grabado en Ankara recoge el momento en que un helicóptero militar dispara contra un objetivo terrestre indeterminado, mientras la gente escapa del peligro. En pocos segundos la calle se vacía y el fuego va cesando: