La Policía británica ha detenido a un joven de 18 años como sospechoso del atentado de Londres, perpetrado en la estación del metro Parsons Green este viernes, según ha declarado en un comunicado.

Según el documento, el arresto se ha realizado la mañana de este sábado en el puerto de Dover, en el Canal de la Mancha, en Inglaterra.

El detenido se encuentra bajo custodia en una comisaría local, y está previsto que sea trasladado a otra, al sur de Londres.

El diputado asistente del comisionado Neil Basu, ha calificado la detención de “significativa”, y ha destacado que la “compleja” investigación sigue en curso, mientras el nivel de la amenaza permanece en nivel ‘crítico’.

Basu ha señalado que de momento, las autoridades no van a cambiar de “las medidas de seguridad”. “Este arresto llevará hacia más actividad por parte de nuestros oficiales”, ha indicado, agregando que “por fuertes razones”, no se van a revelar más detalles acerca de la identidad del detenido.

El comunicado precisa que los agentes han interrogado a 45 testigos.

PODEROSO Y SENSIBLE EXPLOSIVO

La bomba utilizada en el atentado que se ha perpetrado este viernes en la estación Parsons Green del Metro de Londres, contenía el poderoso explosivo conocido como ‘la madre de Satán’, informa el diario ‘The Independent’.

Según ha confirmado el ministro de Seguridad británico, Ben Wallace, en el lugar de los hechos se han hallado trazas del tetraperóxido de triacetona (TATP), que ya fue usado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI) en una ola de atentados por Europa.

“En la bomba [de Parsons Green] se usó el tipo del material explosivo parecido al del atentado de Mánchester, pero no se detonó”, ha especificado Wallace a la BBC Radio 4.

El explosivo es muy sensible en su manejo, ya que exige determinadas temperaturas. De hecho, es poco estable, y puede prenderse fuego por el calor, una fricción o estática.

Antecedentes

Tras los atentados de en Barcelona y Cambrils (España) del pasado 17 de agosto, la Policía también encontró sustancias para fabricar artefactos explosivos, entre ellas acetileno y TATP. ‘La madre de Satán’ ya fue utilizada por el EI para atentar en el aeropuerto y el metro de Bruselas en 2016.

El pasado mes de agosto el Servicio Federal de Seguridad de Rusia desmanteló a un grupo extremista, al que pertenecía un individuo enviado por el EI, que estaba preparando varios atentados en Moscú y sus afueras, con explosivos conocidos como la ‘madre de Satán’.

  • Al menos 30 personas han resultado heridas tras una explosión en un convoy del Metro de Londres que se ha producido este 15 de septiembre. La explosión —de un dispositivo que la Policía califica como “bomba casera“— ha ocurrido dentro de un tren en la estación de metro Parsons Green, al suroeste de Londres.
  • Según lo permiten suponer las imágenes, la explosión se originó en un cubo (balde) blanco que contenía una bolsa de plástico. Esta suposición fue confirmada por el asistente del comisionado Mark Rowley, quien ha declarado que un explosivo improvisado provocó la explosión.
  • Este sábado, la Policía británica ha detenido a un joven de 18 años como sospechoso del atentado