CNN duplica audiencia y The New York Times logra 300 mil suscriptores más.

____________________________________________________________________________________________________________________

Nueva York.

La audiencia de la cadena CNN se duplicó y el diario The New York Times sumó centenares de miles de nuevos suscriptores. Así, los grandes medios estadunidenses se han beneficiado del efecto Donald Trump, pese a los ataques del presidente, que busca desacreditarlos.

La prensa escrita, la radio o la televisión, experimentaron una aceleración en la campaña presidencial, la volvieron a sentir durante las elecciones y acaban de tener un tercer empujón en los primeros días de la presidencia.

En la semana de la investidura, la audiencia promedio de la cadena de noticias CNN casi se duplicó (aumentó 94 por ciento) unos días después de que Trump acusó al medio de difundir informaciones falsas.

Regularmente criticado por el presidente desde el comienzo de su campaña, el cotidiano The New York Times obtuvo casi 300 mil nuevos abonados entre finales de septiembre y finales de diciembre, lo que representa un aumento de 19 por ciento en solo tres meses. El diario no ofrece cifras sobre la evolución de ventas de su edición impresa.

En tanto, en la radio pública NPR, la audiencia de su programa informativo All Things Considered repuntó 20 por ciento en noviembre, según cifras recientes entregadas a la agencia de noticias Afp. Y este incremento de audiencia llega a todos los medios estadunidenses, incluidos los conservadores.

Fox News es la primera cadena por cable, ubicándose por primera vez adelante del imperio ESPN (excluyendo canales adicionales pagados, como HBO).

Información con perspectiva

Gordon Borrell, de la firma especializada en la industria de medios Borrell Associates, hizo un paralelo con el asesinato de John F. Kennedy en noviembre de 1963. En ese momento la televisión y las noticias televisadas se volvieron importantes, cuenta. La elección de Trump es un punto culminante para los suscriptores en línea. La gente quiere comprar información que le ofrezca una perspectiva, afirma.

La situación, sin embargo, no se replica con los diarios impresos, cuyo declive continúa.

¿Qué decreto firmó hoy Donald Trump?, ¿qué significa?, ¿qué dice la gente sobre ello? No quiero esperar a que el diario (impreso) me lo diga mañana, explica Borrell.

Aunque están menos asociados a la actualidad nacional, los diarios locales y regionales también parecen beneficiarse de este impulso.