El distrito escolar manifestó su respeto y solidaridad con la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, y transgénero. “”Nadie debe ser el objeto de intimidación, acoso o violencia”, destaca una resoluciópn aprobada por los siete miembros de la Junta de Educación con la intención de expresar su rechazo a lo acontecido en Orlando y su solidaridad con las 53 víctimas, familiares y amigos afectados por el asesinato en masa dentro de un centro.

“ La violencia  ni la discriminación de cualquier tipo  es inaceptable en este distrito”, destacó la Superintendente Michelle King.

Y también destacó que “no existe una amenaza en cualquiera de nuestras escuelas en este momento, y que todas las escuelas y la construcción dentro de este distrito tiene un plan de seguridad”.

Durante su sesión semanal, los integrantes de ese cuerpo directivo expresaron su compromiso con el orgullo del sector  LGBTQ.

Ref Rodríguez, uno de los integrantes, expresó que es homosexual. Al votar en favor de la resolución, dijo: “Sí, soy gay”. Y agregó: “Esta resolución no se trata sólo de reconocer nuestra familia LGBTQ en este distrito, sino también para crear un espacio de inclusión, de conocimiento-conciencia y sobre el agotamiento del odio”.

Aseguró que “como un distrito que sirve a estudiantes de todo el espectro de la comunidad LGBTQ, tenemos la responsabilidad de hacer frente a los retos diarios que nuestros estudiantes se someten.”

“Gana el amor”, destacó el presidente de la junta, Steve Zimmer. “Hoy seguimos celebrando, marchando, protestando y llorando con los miles de personas en la calle que son una prueba positiva de que el orgullo es más poderoso que el odio, que la paz siempre prevalecerá sobre la violencia y que el amor puede curar incluso las heridas más dolorosas. Debemos amarnos unos a otros un poco más, mantengamonos el uno al otro un poco más fuerte y giraremos el uno hacia el otro con más convicción. Que las memorias de las almas perdidas impulsen el potencial para trabajar aún más duro para construir un mundo mejor para nuestros hijos y nietos “, dijo.

La Junta de Educación aprobó la resolución que declara a junio como mes del orgullo y la sincronizaron con la matanza de Orlando.

Mónica Ratliff, también miembro de la junta, dijo que  “no sólo hay que enseñar, sino también modelar el respeto, la paz y la comprensión de los diversos orígenes de todos nuestros estudiantes y sus familias, y garantizar que nuestras escuelas sean espacios seguros para la enseñanza y el aprendizaje para todos”.