El Gobierno federal midió mal: detrás de los maestros están los pueblos, dicen líderes sociales

07/05/2016 22:07

¿Cómo 150 manifestantes en una barricada de Nochixtlán, Oaxaca se convirtieron en 2 mil en menos de una hora? Ocurrió el domingo 19 de junio porque los maestros son uno de los eslabones más importantes en la estructura comunitaria. Ese día sonaron la campanas de la iglesia y hombres y mujeres salieron con palos, piedras y […]

Germán Mendoza Nube y Flavio Sosa aseguran que los maestros son parte esencial de la estructura comunitaria. Foto: Crisanto Rodríguez, SinEmbargo.

¿Cómo 150 manifestantes en una barricada de Nochixtlán, Oaxaca se convirtieron en 2 mil en menos de una hora? Ocurrió el domingo 19 de junio porque los maestros son uno de los eslabones más importantes en la estructura comunitaria. Ese día sonaron la campanas de la iglesia y hombres y mujeres salieron con palos, piedras y vinagre, dicen en entrevista con SinEmbargo dos protagonistas de una de las historias de resistencia más importantes del Gobierno del priista Enrique Peña Nieto.
___________________________________________________________________________________________________________

Era domingo, día de “mercado” y en Nochixtlán, Oaxaca, había pobladores de las comunidades aledañas que bajaron de la sierra a la cabecera municipal para comprar pollos, vender sus guajolotes o abastecerse de chicharrón. Había fiesta, como todos los día siete de cada semana, pero había un bloqueo, el de los padres de familia y los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) con una barricada y de pronto el sonido de los balazos reventó el bullicio de la plaza principal y de las compras. Sonaron las campanas de la iglesia y 150 se hicieron miles.

Las mujeres, muchas esposas de los que se encontraban en la barricada, salieron corriendo: los vecinos, el que vendía raspados, aguas y papas. La mayoría con palos y piedras, agua, vinagre, Coca Cola. El pueblo despavorido dispersó el mercado y la población se volcó a la defensa de su gente, de los suyos; del profesor de los hijos, el que todos conocen, el que tiene generaciones dando clases. Del compadre, del esposo y se enfrentaron a la policía estatal y a los elementos de la Gendarmería que llegaron un poco antes de las nueve de la mañana disparando a los maestros que bloqueaban la autopista México-Oaxaca, dice Flavio Sosa Villavicencio, miembro de la organización Comuna Oaxaca.

Así recordó Flavio Sosa ese día que dejó como saldo del enfrentamiento al menos nueve muertos. Un relato que coincide con el de varios pobladores que fueron testigos y protagonistas de lo que ocurrió ese día.

“¿Cómo es que 150 se volvieron 2 mil en menos de una hora? En Oaxaca la gente se une en torno a sus fiestas, al dolor de un familiar, a un ser querido. Y se une también en torno a una tragedia, se reúne en torno a un mercado regional. Ese día lo que sucedió fue que era un día de plaza y segundo, que la comunidad sufría un ataque armado, porque desde que llegó, llegaron disparando. Fue a partir de las ocho y cacho miente la gente de Seguridad cuando dice que 10. Lo que sucedió es que la gente, la comunidad de Nochixtlán y pueblos que estaban en el tianguis y el mercado regional, respondieron a la artera agresión. Mentira que hubo emboscada. Lo que ellos quisieron fue sembrar terror, pero fueron superados por los pueblos y las comunidades”, dijo Sosa Villavicencio.

13598984_1082426891844760_2016565788_n

La población se unió en torno al magisterio afirmó. La razón es que los maestros son una parte importante en la estructura de comunidades como las de Oaxaca en donde los índices de pobreza superan a la media y donde los principales pilares son: el cura, el médico y el profesor.

El Gobierno federal perdió de vista esa ecuación el 19 de junio en Nochixtlán e intentó desalojar a los maestros y a los padres de familia de forma violenta, explicó Germán Mendoza Nube, representante de la Comisión Política del Frente Popular Revolucionario (FPR).

“La clave del conflicto está en el plan que el Gobierno ha estado articulando para contrarrestar el movimiento. Sin embargo hay demasiada información y claridad en las comunidades y una vía de entendimiento y articulación fundamental de las comunidades son las escuelas. Ahí se da a convivencia con los niños, los padres, las autoridades. Se hace un diagnóstico en las escuelas con los niños todos los días, para cualquier necesidad que se presente en la comunidad siempre hay una convocatoria de autoridad, comisariado o comités, que son las expresión de una democracia directa permanente para la atención de las necesidades de la comunidad. Esos son los mecanismos de trabajo comunitario, no hay posibilidad de que el Estado tenga un mecanismo directo, sino es a través de la vía institucional, pero esa está cancelada en este momento”, expuso.

Para Germán Mendoza, un maestro de primaria con más de 35 años de trabajo, el domingo 19 de junio el Gobierno federal quiso darle un golpe certero a la CNTE. Uno del que fuera difícil sobreponerse, pero no contó con que la comunidad saldría a defender a los profesores.

A Flavio Sosa esa explicación no le satisface del todo. Para él, el Gobierno de Peña Nieto y del Gobernador Gabino Cué Monteagudo trazaron un “plan perverso” que incluía la certeza de que podrían morir niños, mujeres y hombres que no se encontraban en ese momento en la barricada, sino disfrutando de un día de mercado o pasando el día en una colonia irregular del poblado.

“Desde días antes llegaron a la zona los federales, intentaron pasar, cruzar vías alternas y las comunidades se las fue cerrando y desde entonces generaron una presencia en la región. Días antes del ataque del domingo instalaron agentes en puntos estratégicos alrededor de Nochixtlán. Todos lo pudimos observar, y cuando se dio el ataque, la comunidad reaccionó en menos de una hora. No se puede hablar de un mal cálculo cuando llegan disparando con AR-15”, detalló.

Germán agregó: “no habían previsto que en realidad familias enteras o vecinos de las colonias más cercanas al centro de la población de Nochixtlán hubiesen reaccionado de manera pronta en llevar agua, vinagre, colca cola, piedras para responder. ¿Por qué atacaron un campamento del Frente Popular Revolucionario? Porque era un objetivo represivo donde prensaron que encontrarían enfrentamiento y resulta que encontraron niños en edad preescolar y primaria y no les importó”.

EL “BAÑO DE SANGRE” PUEDE SER REAL

En la imagen, el entierro de una de las personas que falleció en Nochixtlán durante los enfrentamientos entre la Policía Federal y manifestantes en favor de la CNTE. Foto: Cuartoscuro.

En la imagen, el entierro de una de las personas que falleció en Nochixtlán durante los enfrentamientos entre la Policía Federal y manifestantes en favor de la CNTE. Foto: Cuartoscuro.

El viernes pasado el Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong lanzó un ultimátum a los docentes que mantienen bloqueos en Oaxaca y en otros estados en protesta por la Reforma Educativa de Peña Nieto.

La Segob advirtió que “en breve” se tomarían “medidas necesarias” para permitir el abastecimiento de productos a las comunidades.

“Muchas comunidades y miles de familias de Oaxaca y Chiapas se encuentran en una situación crítica. Se ha agotado el tiempo. Los bloqueos y las afectaciones a la ciudadanía deben terminar. Por ello, en breve, se estarán tomando las medidas necesarias para permitir el tránsito en vías estratégicas y el abastecimiento de las comunidades”, declaró en conferencia de prensa el Secretario de Gobernación (Segob), Miguel Ángel Osorio Chong.

Francisco Durán Azamar, vocero de la Comisión de prensa de la CNTE, dijo aSinEmbargo que la coordinadora busca el diálogo con el Gobierno federal para evitar un “un baño de sangre en el estado y en el país” .

“La CNTE tiene una ruta: movilización, negociación, movilización. Si la cosas mañana salen bien, con compromisos que puedan ir distensando el problema, vamos a analizar en la Asamblea Estatal y a tomar acuerdos que permitan que sigamos caminando en esa ruta política, queremos ser enfáticos que tiene que ser pacífica”, precisó.

Para el maestro Germán y para Flavio Sosa ese baño de sangre se dará si Osorio Chong envía a la fuerza pública para contrarrestar los bloqueos de los profesores y padres de familia.

La Reforma Educativa y las policías federales, estatales y hasta los militares, no podrán acabar con el conflicto, porque la lucha se extiende más allá de la CNTE.

Las comunidades se defenderán. Se armarán y lo que sucedió en Nochixtlán se extenderá al resto de los pueblos. Los pobladores sacarán armas, palos y piedras y darán la pelea. El derramamiento de sangre sería inevitable, afirmaron.

“Ya se les complicó con la criminalización a la Sección 22, inventaron todo una andanada de señalamientos contra los líderes y la propia sección 22. Hay medios locales que se refieren como el ‘cartel de la sección 22’. Hoy se tienen que sentar a la mesa para solucionar el problema a quienes ellos calificaron como delincuentes y criminales. Hoy tendrán que liberar a quienes les inventaron delitos, porque la indignación ya creció, porque los ojos del mundo están puestos en lo que sucede en Oaxaca y en la Segob. Pueblos y comunidades van a responder y van a demandar la libertad de los maestros y una reforma acorde a la realidad. La petición que se hace, aunque le parezca radical a este Gobierno, es una petición sensata: se pide una mesa de negociación en donde esté la sociedad, los maestros, especialistas y el Gobierno”, dijo Flavio.

MOVILIZACIONES ARRECIAN HOY EN EL PAÍS

Padres de familia se sumaron este día a las movilizaciones de la CNTE en contra de la REforma Educativa. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Padres de familia se sumaron este día a las movilizaciones de la CNTE en contra de la REforma Educativa. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Hoy en una nueva jornada de movilizaciones, maestros y pobladores de Guerrero, Chiapas, Michoacán y Oaxaca cerraron autopistas y plazas comerciales. Mientras que en la Ciudad de México, con decenas de bloqueos simultáneos y escuelas cerradas, maestros y padres de familia se sumaron a la demanda de la CNTE.

Esta mañana decenas de primarias y secundarias en las delegaciones Cuauhtémoc, Benito Juárez, Xochimilco y Tláhuac, entre otras, suspendieron sus actividades, mientras docentes y padres de familia realizan actos de protestas en calles y avenidas.

En la zona norte, sur, centro y oriente de la capital del país se reportaron decenas de vialidades cerradas desde las aproximadamente las 10:00 horas.Los bloqueos, en los que participaron maestros disidentes, padres de familia y alumnos, fueron retirados de manera intermitente y dispersados por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) reiteró que por ninguna razón se suspenderán las clases, por lo que el ciclo escolar 2015-2016 continuará normalmente en la Ciudad de México (CdMx) hasta el próximo 15 de julio, fecha oficial en que concluye el periodo.

La SEP informó a través de un comunicado que de un total de 4 mil 200 escuelas de Educación Básica que administra en la capital del país, sólo 252 planteles suspendieron actividades como parte de las protestas en contra de la Reforma Educativa.

“En cada una de las escuelas donde pararon labores se están levantando las actas correspondientes para determinar las razones por las cuales hubo esa suspensión que no está considerada en el Calendario Escolar 2015 -2016”, se lee en el documento.

Además, la dependencia advirtió que la Administración Federal de Servicios Educativos en la CdMx aplicará los descuentos correspondientes a cada uno de los docentes adscritos en su ámbito de competencia, toda vez que se compruebe la ausencia injustificada de sus actividades académicas cotidianas.

En Michoacán, integrantes de la Sección 18 de la CNTE  mantienen bloqueadas las casetas de Contepec, Zinapécuaro, Panindícuaro y Zirahuén, localizadas principalmente sobre las autopistas de Occidente y Siglo 21, que comprenden los trayectos México-Guadalajara y Pátzcuaro-Lázaro Cárdenas.

Además, otro grupo se reunió cerca de la Expo Feria Michoacán, en el municipio de Charo, colindante con Morelia, ante la llegada del Presidente Enrique Peña Nieto a la entidad, donde entregará equipamiento para el campo. La zona fue resguardada por unos 100 elementos de Policía Federal y Estatal.

Unos 100 maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) y de  educación media superior tomaron la caseta de La Venta en la Autopista del Sol, donde, en el punto conocido como El Parador de Marques, otro grupo de unos 300 manifestantes repartieron información a los automovilistas sobre el movimiento magisterial. Los maestros llegaron a la caseta poco después de las 10:00 horas, impidiendo el paso a unidades de carga que se dirigen a Acapulco.

Otro centenar de manifestantes, entre maestros e integrantes del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), bloqueó de manera intermitente el boulevard Zihuatanejo-Aeropuerto.

Alumnos, padres de familia y maestros marcharon  en Chilpancingo para exigir que las autoridades municipales y estatales se pronuncien en contra de la Reforma Educativa. Minutos antes del medio día, los manifestantes partieron desde la alameda Francisco Granados Maldonado hacia el sur de la ciudad. En el recorrido el contingente se detuvo en la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (Codehum) y en el Ayuntamiento de Chilpancingo. Los alumnos pidieron que las autoridades no despidan a sus maestros porque “la Reforma Educativa nos afecta a todos y es punitiva”.

En Oaxaca, los maestros tomaron los accesos a las plazas comerciales y a la sede del Hotel Victoria y mantienen bloqueos carreteros de manera intermitente en el Istmo de Tehuantepec, impidiendo el paso a tráiler.

En Chiapas, la disidencia magisterial cumple 52 días en paro. Los maestros mantiene bloqueos carreteros en al menos 10 puntos de la entidad, incluidos tres puentes internacionales.

Los disidentes tomaron los principales accesos de Comitán de Domínguez, Playas de Catazajá, San Cristóbal de las Casas, Tuxtla Gutiérrez, Arraiga y Suchiapa.

También se manifiestan en los puentes fronterizos con Guatemala Talismán, en el municipio de Tuxtla Chico, , en la Frontera Comalapa, en Ciudad Cuauhtémoc, y en Suchiate 2, en el municipio homónimo.

MARCHA EN EL DF CONTRA LA REFORMA EDUCATIVA

Ciudadanos en apoyo a la CNTE en marcha de la Ciudad de México.Foto: Francisco Cañedo SinEmbargo

Ciudadanos en apoyo a la CNTE en marcha de la Ciudad de México.Foto: Francisco Cañedo SinEmbargo

En la Ciudad de México miles de profesores de nivel preescolar, primaria y secundaria, así como padres de familia marcharon esta tarde del Ángel de la Independencia con intención de arribar al Zócalo capitalino.

Docentes de las secciones 9, 10, 11 y del Estado de México de la CNTE marcharon en un numeroso bloque como “Zona metropolitana contra la Reforma Educativa”, y se manifestaron en apoyo a “los compañeros” de Nochixtlán, Oaxaca.

En el contingente marcharon pobladores de Atenco, integrados en el Frente de Pueblos en Defensa de la tierra, y del Frente Popular Francisco Villa Independiente (FPFVI).

A la altura de la esquina de Reforma y el Eje 1 Poniente, desde un edificio en construcción, una piedra fue arrojada, la cual dejó herido el pecho de una profesora del contingente de la dirección 5.

Un bloque de policías bloqueó Avenida Juárez frente al Palacio Bellas Artes para que los miles de profesores y padres de familia que se manifestaron no arribaran  al Zócalo de la Ciudad de México.

promo Maestros marcha

–Con información de Dulce Olvera

También te puede interesar

VER MÁS ACERCA DE: