Restos hallados en la cueva Misliya, en Israel, datan de hace 180 mil años; son los más antiguos encontrados fuera de ese continente.

____________________________________________________________________________________________________________________________________

Tel Aviv.

El hombre moderno abandonó África al menos 50 mil años antes de lo que se creía, según concluyó un grupo de investigadores tras hallar los que son los restos mortales más antiguos de un Homo sapiens conocidos hasta ahora fuera de África, según la revista Science.

El grupo de científicos dirigidos por Israel Hershkovitz, de la Universidad de Tel Aviv, analizó los restos encontrados en la cueva Misliya, en el monte Carmelo, a unos 12 kilómetros al sur de la ciudad portuaria de Haifa. Concretamente, se trata de un maxilar superior y ocho dientes cuya antigüedad fue datada en 180 mil años.

El lugar del nuevo hallazgo está a sólo diez kilómetros del yacimiento de Skhul, donde en los años 30 del siglo pasado fueron descubiertos los restos más antiguos conocidos hasta ahora de un hombre moderno fuera del continente africano. Hace 20 años se constató su edad en entre 90 mil y 120 mil años.

Según la doctrina imperante hasta ahora, la historia del Homo sapiens nace hace unos 300 mil años en África, pero emigró a otros continentes hace unos 100 mil años. Sin embargo, análisis genéticos más recientes apuntaron a una emigración considerablemente anterior a lo que se creía.

La edad del hallazgo actual en la cueva de Misliya fue determinada por los investigadores con tres métodos distintos de datación: mientras la conocida como datación por series de uranio dio como resultado una edad de unos 70 mil años, otras dos investigaciones realizadas con diversos métodos en laboratorios distintos coincidieron en una edad mucho más antigua: entre 177 mil y 194 mil años.

Los dientes y el maxilar del fósil bautizado como Misliya-1 presentan rasgos del hombre moderno, pero también de otras especies, como el Neandertal. “Uno de los desafíos de este estudio consistía en identificar características en Misliya-1 que sólo se encuentren en el hombre moderno”, señala el coautor Rolf Quam, de la Universidad de Binghamton en Estados Unidos. Los investigadores encontraron características inequívocamente modernas en los incisivos y caninos. Sin embargo, en los molares hallaron características pre-modernas.

En un comentario publicado también en la revista Science, Chris Stringer y Julia Galway-Witham, del Museo Natural de Historia en Londres, señalan: “La combinación de rasgos es característica del Homo sapiens“.

También Jean-Jacques Hublin, del instituto Max-Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, considera que los estudios para determinar la edad son convincentes. Además, añade que los análisis apoyan su opinión de que grupos de Homo sapiens emigraron de África en diferentes momentos.

Algunos expertos como Madelaine Böhme, de la universidad de Tubinga, creen que este hallazgo no será el último. También los investigadores israelíes creen que harán más descubrimientos similares, puesto que análisis genéticos anteriores señalan que la emigración de África comenzó hace más de 200 mil años, escriben en su estudio.