El instituto crea un grupo de trabajo para formular propuestas adicionales al proceso.

__________________________________________________________________________________________________________

El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) coincidieron en que, pese a los esfuerzos, aún no se ha concretado el objetivo de que la evaluación a los docentes –que es una de las partes nodales de la reforma educativa— sea para mejorar la formación inicial, continua y la profesionalización docente.

Esta mañana, integrantes del gremio magisterial se reunieron en privado con los miembros de la Junta de Gobierno del INEE, donde los profesores (llamados institucionales) destacaron varias “irregularidades e inconsistencias” en la planeación y aplicación de la evaluación, por lo que se pronunciaron por eliminar de este proceso “toda visión o acción punitiva”.

El sindicato y el instituto emitieron esta tarde por separado su respectiva posición –en sendos comunicados— sobre el encuentro de la mañana, el cual se dio a solicitud del gremio para analizar las propuestas que la semana pasada entregó a la Secretaría de Educación Pública (SEP) y en la que el tema de la evaluación es una de las prioridades.

Por el SNTE tomó la palabra la profesora Silvia Luna Rodríguez, presidenta del Comité Nacional de Vinculación Social, quien expuso que, si bien de origen, la evaluación no está planteada como un mecanismo punitivo, hay irregularidades e inconsistencias en su planeación y aplicación, que en ello la convierten.

Mencionó por ejemplo errores en las notificaciones para quienes debían presentarse a la valoración, falta de evaluadores profesionales al cien por ciento, inequidad en los procesos, tiempo insuficiente para la presentación de evidencias y “una serie de fallas de comunicación que provocaron incertidumbre en los docentes”.

Indicó que si bien para los maestros, el INEE “es sinónimo de confianza” como garante para validar los instrumentos, así como certificar a los evaluadores. Sin embargo, dijo, las limitantes del tiempo, las dimensiones y la diversidad del sistema educativo generaron un déficit en la primera etapa de la evaluación.

Agregó que la falta de acompañamiento pedagógico establecido en la ley, de tutores, de formación continua y del funcionamiento del sistema de atención técnica a la escuela, “dejan en entredicho el objetivo superior de la evaluación: mejorar el desempeño profesional de los docentes”.

Los representantes del SNTE puntualizaron que “es primordial que la evaluación tome en cuenta el contexto de la región, fortalecer las escuelas normales e implementar una campaña informativa para aclarar dudas de los maestros sobre la evaluación y en sí, sobre toda la reforma educativa”.

Coincidieron en la necesidad de mejorar y diversificar los instrumentos de evaluación, así como sumar esfuerzos con las autoridades educativas federal y locales para superar las deficiencias de la primera etapa de la evaluación docente.

Por su parte, el INEE informó que el encuentro se dio para conversar sobre posibles mejoras a la implementación de la evaluación docente.

El instituto remarcó que el objetivo central de la reunión fue recibir las inquietudes del sindicato en torno a las preocupaciones que han hecho patentes desde el 6 de julio, cuando entregaron sus observaciones a la SEP, particularmente en aquellas que el INEE puede contribuir.

Se trata de la contextualización en la evaluación de desempeño, la pertinencia de los reactivos en los instrumentos de opción múltiple, la inclusión de otros instrumentos en la evaluación del desempeño y la comunicación a los docentes sobre las evaluaciones.

Al respecto, los consejeros del INEE –se informó— destacaron lo siguiente: en el primer tema, “si bien ya existe tal contextualización, la que realiza el propio docente al responder sobre las características de su entorno, escuela y grupo al responder a las etapas de evidencias de enseñanza de aprendizaje y de planeación argumentada, y cuya calificación considera dicha respuesta, el INEE coincide en la relevancia de dicha contextualización. Por ello, ha establecido un grupo de trabajo para formular propuestas adicionales en este ámbito”.

Sobre el segundo punto, los consejeros señalaron que aunque se han hecho esfuerzos para mejorar la relevancia y pertinencia de los instrumentos, el instituto continúa trabajando en vías de mejora en este otro ámbito; en torno al punto tres, refirieron que el organismo está abierto a continuar analizando la conveniencia de incluir otros instrumentos como parte de una evaluación externa; y sobre el último dijeron que existe una necesidad de comunicación transparente a los docentes sobre la evaluación, a la que deben abonar todos los actores interesados, incluyendo al INEE.

En la reunión, además de Luna Rodríguez, estuvieron presentes por el SNTE María Antonieta García Lascurain, coordinadora del Consejo de Relaciones Internacionales y Jorge Alfaro Rivera, presidente de la Fundación SINADEP; mientras que por el INEE acudieron la consejera presidenta Sylvia Schmelkes, Teresa Bracho González, Gilberto Guevara Niebla y Eduardo Backhoff Escudero.

NOTICIAS RELACIONADAS