Tom Torlakson resalta que la atmósfera política en EU hace especialmente importante reiterar lazos de amistad.  Reporta que 120 distritos escolares californianos, con 2.7 millones de estudiantes, adoptaron resoluciones de “cielos seguros”. Impulsa el fortalecimiento en la relación de maestros de ambos sitios.

_________________________________________________________________________________________________________________________________

CIUDAD DE MEXICO

El titular de Educación de California, Tom Torlakson, apremió al gobierno mexicano a estrechar lazos de cooperación, sobre todo por la andanada de la administración Trump contra los inmigrantes, mayoritariamente mexicanos. Este clima afecta seriamente a los escolares.

“La atmósfera política nacional en este momento hace especialmente importante reiterar los lazos de amistad entre California y México”, declaró el funcionario luego de reunirse con el Secretario de  Educación de este país, Aurelio Nuño, y con otros funcionarios.

Torlakson dejó claramente establecida su oposición a cualquier acción de inmigración de la administración Trump que apunte a escuelas o interrumpa la educación de un estudiante.

El gobierno californiano estima que en la entidad hay once millones de mexicanos. Además, se registra un creciente flujo de inmigrantes de ese país que vivían en otras partes de Estados Unidos y que ante la dureza de las leyes y políticas del gobierno federal han decidido venir a California.

Actualmente, hay 120 distritos escolares que representan a 2.7 millones de estudiantes que han adoptado resoluciones de “cielos seguros”.

El jefe de la educación estatal ha reiterado su exhorto a los distritos escolares de la entidad a declararse “refugios seguros” como una manera de demostrar que los estudiantes y sus familias están a salvo en escuelas, sin importar su estado migratorio.

Torlakson también agradeció a los funcionarios mexicanos por ayudar a las familias cuando un padre indocumentado es deportado a México y los estudiantes tienen que abandonar las aulas de California para reunirse con sus familias.

El Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD, siglas en inglés), el segundo más grande del país, ha asumido la categoría de “refugio” de estudiantes. Posee más de 600 mil alumnos, de los cuales el 76% son latinos. Se estima que el 30% de ellos son indocumentados.

Torlakson indicó en la ncesidad de ayudar a los estudiantes de California si sus padres son deportados a México.

Por eso insistió a su colega Nuño en la necesidad de trabajar más estrechamente con México.

Torlakson aseguró, igualmente, que un objetivo de este viaje es profundizar la  amistad, construir lazos más fuertes, y crear una cooperación más estrecha entre los educadores en California y México.

Ex profesor de ciencias de la escuela secundaria y entrenador, Torlakson también dijo que quiere expandir y mejorar los programas de intercambio de maestros. “Hay muchos ejemplos excelentes de cómo California y México pueden ayudar a los educadores a construir y expandir su desarrollo profesional y habilidades”, señaló.

Hizo notar que California tiene un Programa Binacional de Intercambio de Educación Migrante, que incluye a casi 60 maestros de México que trabajan lado a lado con los educadores de California, para ayudar a los estudiantes en familias migrantes. Eso es casi el doble del número de profesores de México hace sólo dos años.

El programa de intercambio de maestros del CDE tiene hasta 105 contratos de tiempo completo para maestros que vienen a California, incluyendo 31 de México.

Torlakson dijo que la demanda de maestros bilingües está creciendo después de que los votantes de California aprobaron el año pasado de manera abrumadora la Proposición 58, que eliminó las limitaciones obsoletas en la instrucción bilingüe y multilingüe.

Alentó a las autoridades mexicanas a acoger a más maestros de California ya ayudarles a desarrollar sus habilidades en español.