El gobierno de Donald Trump anunció el lunes que pondrá fin a un programa de residencia temporal que ha permitido que casi 60,000 haitianos vivan y trabajen en Estados Unidos desde que un poderoso terremoto sacudió el país caribeño en 2010.

El Departamento de Seguridad Nacional indicó que las condiciones de vida en Haití han mejorado significativamente, así que el beneficio será extendido por última vez _hasta julio de 2019_, con el fin de darle a los haitianos el tiempo de prepararse para volver a casa.

Activistas y legisladores de ambos partidos le habían pedido al gobierno de Trump que extendiera 18 meses el programa, conocido como Estatus de Protección Temporal. El gobierno del presidente haitiano Jovenel Moise también solicitó una ampliación.

De esta forma el gobierno de Donald Trump dio un margen de 18 meses a sus miles de beneficiarios para que regresen a su país o se busquen una alternativa.

Esta decisión llega apenas dos semanas después de que Trump también pusiera fin al TPS para Nicaragua, al que están acogidos 5,349 inmigrantes a los que dio, en ese caso, 12 meses para preparar su regreso.

El TPS es un programa migratorio creado en 1990 con el que Estados Unidos concede permisos de forma extraordinaria a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales. (Con información de AP y EFE)