Aclara, sin embargo, que los palos de golf no era suyos. Ayer, el Senador priista interrumpió por unos momentos el entrenamiento del equipo femenil de tiro con arco, que se prepara para el Mundial de Arquería, cuando junto a otras personas bajó de un helicóptero de la Fuerza Area Mexicana.

Fotos del momento exhiben que palos de golf también eran trasladados en la aeronave oficial, pero el líder priista dijo que no son de él.

_________________________________________________________________________________________________________________________________

El poderoso Senador del PRI interrumpió el Mundial de Arquería. Los palos de golf subieron al mismo helicóptero pero este lunes, por la tarde, Gamboa dijo que no eran de él. Fotos: Cuartoscuro

Ciudad de México

El coordinador de la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado, Emilio Gamboa Patrón, fue captado subiendo a un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana en el Campo Marte, donde ayer jugó golf con el Presidente Enrique Peña Nieto.

En una serie de fotografías difundidas este lunes por la agencia Cuartoscuro, se muestra al Senador priista a un lado de la aeronave con matrícula XC-LNR, uno de los 11 helicópteros de la Coordinación General de Transportes Aéreos Presidenciales (CGTAP), dependiente del Estado Mayor.

Por el aterrizaje y despegue del helicóptero –que fue piloteado por dos elementos de la Fuerza Aérea–, el equipo femenil de tiro con arco tuvo que interrumpir por unos 20 minutos su práctica con miras al campeonato Mundial de Arquería.

Gamboa Patrón estuvo acompañado por dos de sus colaboradores. Se desconoce cuánto tiempo estuvo en Campo Marte. En las fotos se puede ver a una persona llevando palos de golf a la aeronave oficial.

El Senador dijo en conferencia, más tarde y cuando la información ya era un escándalo, que acudió al Campo Marte por invitación del Presidente Enrique Peña Nieto. Pero negó haber llevado su equipo de golf en el helicóptero del Estado Mayor.

CIUDAD DE MÉXICO, 08AGOSTO2016.- El Presidente Enrique Peña Nieto y su esposa, Angélica Rivera de Peña, acudieron al funeral de la señora María Angélica Miner, donde montaron una guardia de honor en unión del Senador Emilio Gamboa Patrón, sus hijos, y los secretarios Luis Videgaray, Ildefonso Guajardo Villarreal, Aurelio Nuño Mayer, Pedro Joaquín Coldwell, Gerardo Ruiz Esparza y José Narro Robles, además de la Procuradora General de la República, Arely Gómez, el Subsecretario de Gobernación, Luis Miranda, y el Jefe de la Oficina de la Presidencia, Francisco Guzmán. FOTO: PRESIDENCIA /CUARTOSCURO.COM

Uno de los hombres fuertes del PRI, operador del Presidente Enrique Peña Nieto en el Senado. Foto: Cuartoscuro

“Fui citado por el Estado Mayor Presidencial para que acudiera al Campo Marte las 12 del día. Yo tenía ya una reunión programada con el señor Presidente de la República un poco más tarde, pero se me adelantó por información del Estado Mayor Presidencial”, detalló.

Aseguró que la reunión solicitada por Peña Nieto fue para hablar sobre la renuncia de Raúl Cervantes Andrade a la Procuraduría General de la República (PGR) y de otros temas de la agenda legislativa. Gamboa Patrón dijo que no tenía conocimiento de que la aeronave trasladaba el equipo deportivo y negó que el que aparece en fotografías sea de su propiedad.

“Me trasladaron al lugar donde estaba el señor Presidente de la República. Reitero, acudí a una reunión de trabajo.Yo no sé, reitero, ni estoy enterado qué es lo que que suben a los transportes del Estado Mayor Presidencial, pero lo que sí puedo decirles es que fue una reunión larga, productiva para todo lo que viene en el Senado [..]. No es mío, no fue equipo de Emilio Gamboa Patrón lo que subieron.”.

–¿Jugó golf ayer con el Presidente o no? –se le preguntó.

–Si, sí, después de haber trabajado jugamos un rato, reitero, y después volvimos a trabajar –dijo Gamboa

Emilio Gamboa es fuertemente criticado este día por usuarios de redes sociales, que lo cuestionan por disponer de recursos de la Nación para uso personal.  A principios de 2015, otro prominente político del PRI, David Korenfeld, entonces titular de la Conagua, fue sorprendido utilizando “como taxi” helicópteros oficiales.

La mañana del domingo 27 de marzo de 2015, el matemático y piloto Ignacio Vizcaino Tapia salió al balcón de su casa en Bosque Real, Huixquilucan, a fumar un cigarro. Al horizonte, un helicóptero blanco con rojo aterrizaba a mil 200 metros de donde él se encontraba.

Aficionado a la aeronáutica, el hombre decidió fotografiar la nave porque le gustó y quería capturar el despegue. Momentos después, una familia con maletas en mano descendió de una camioneta, subió al otro transporte y voló. Vizcaíno comenzó a disparar el obturador en ráfaga.

“Ha de ser millonario el dueño de ese helicóptero. Es grande, cabe una familia”, pensó entonces. Gracias a su telefoto logró captar las imágenes con nitidez.

Eran Korenfeld y su familia, en viaje de placer. Tuvo que renunciar al cargo en medio de un gran escándalo.

“Qué piensa [Korenfeld], ¿que somos estúpidos? Sale con sus hijos con maletas para ir al hospital, ¿acaso los niños se van a dormir al hospital? De hecho si fuera una emergencia, a cinco minutos tenía el Ángeles de Interlomas. Le quedaba más lejos el helicóptero de su casa que del hospital. Para llegar al punto de despegue tuvo que recorrer varios kilómetros de autopista. No es una zona de fácil acceso”, dijo a SinEmbargo el autor de las fotos.

Pero el poderoso Senador Gamboa Patrón es un hombre de numerosas tormentas sin que ninguna haya logrado hacerle daño. Ha sido, junto a Manlio Fabio Beltrones, el músculo del PRI, antes y ahora. Su fuerza ha sido invencible ante el huracán de cualquier escándalo.

En octubre del año pasado, el legislador priista llegó en helicóptero al Parque Nacional Arrecife Alacranes, en Yucatán.

Emilio Gamboa iba acompañado por Guillermo Ruiz de Teresa, funcionario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), y por el presidente de Grupo Dicas, Emilio Díaz Castellanos, largamente señalado como un prestanombres del Senador.

El Senador aceptó que aterrizó a la zona protegida tras recibir una invitación de Díaz Castellanos a un paseo en helicóptero y en yate, acción que calificó como un “error”.

La SCT dijo, a raíz del escándalo, que Guillermo Ruiz de Teresa no acudió a la “reunión dominical” en calidad de funcionario público, “sino a título personal”. Él, agregó, y Díaz Castellanos, son amigos desde hace varios años.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) sólo multó al piloto del helicóptero, al arrendador y al propietario de la embarcación.