Absorberán 41% del ajuste de $31.7 mil millones: SHCP. Al gasto corriente se le quitan $29 mil millones; esta vez no incluye a Pemex. BdeM, en sesión permanente ante la volatilidad; el dólar cerró en $19.18.  Riesgo de efecto dominó en la debilitada economía mundial: The Economist.
_________________________________________________________________________________________________________
En medio de las protestas de médicos, enfermeras y maestros, el segundo recorte al gasto público en este año, anunciado ayer por el gobierno federal por 31 mil 714.8 millones de pesos se concentrará principalmente en los rubros de educación y salud, con un total de 13 mil millones de pesos.

De acuerdo con los datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) los sectores de salud y educación contarán con 6 mil 500 millones de pesos menos cada uno.

De esta manera, 41 por ciento del recorte en el gasto será en dos de los sectores vitales para el bienestar de la población mexicana, en la ya atribulada situación por la que atraviesan la Secretaría de Educación Pública y la de Salud.

En la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación se efectuará el mayor recorte en monto –después de educación y salud– por 4 mil 205 millones de pesos.

Se realizará otro recorte por 3 mil 100 millones de pesos en el Issste y en el IMSS, denominadas entidades no sectorizadas, sin especificar cuánto le corresponde a cada institución.

A la Secretaría de Comunicaciones y Transportes –encargada de las grandes obras de infraestructura durante este sexenio– se le aplicará un recorte de 2 mil 174 millones de pesos.

Al Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) se le reduce su presupuesto en mil 800 millones de pesos, mientras que para la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales la contracción del gasto alcanza mil 664.1 millones de pesos.

A la Secretaría de Desarrollo Social se ajusta su gasto en mil 550 millones de pesos y a la Secretaría de Gobernación se le aplica un recorte de mil 88.1 millones y en la Secretaría de Desarrollo, Agrario, Territorial y Urbano la baja en su gasto es de mil millones de pesos.

Por su parte, en las secretarías de Turismo y de Relaciones Exteriores el decremento en su gasto será de 705.6 millones y 632.4 millones de pesos, respectivamente. En la Secretaría de Economía el ajuste en su gasto será de 600 millones de pesos.

En uno de los sectores protagonista de las reformas estructurales como el energético la reducción en la Secretaría de Energía será de 90 millones de pesos y se aplicará una contracción del gasto en la Comisión Reguladora de Energía de 50 millones y en la Comisión Nacional Reguladora de 35 millones de pesos.

Finalmente, en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, la reducción será de 20 millones de pesos.

De esta manera, el ajuste por el tipo se concentra en el gasto corriente con 91.7 por ciento y en el gasto de inversión el restante 8.3 por ciento.

Sufrirá la seguridad nacional

La medida también impactará el gasto corriente de la Secretaría de Gobernación, coordinadora del gabinete de seguridad nacional.

Las áreas relativas a este sector absorben casi 70 por ciento del presupuesto total de la dependencia autorizado para 2016.

El presupuesto de la Comisión Nacional de Seguridad, donde se inscribe la Policía Federal, así como del organismo administrador de los centros penitenciarios federales (que incluye las cárceles de alta seguridad), así como el Centro de Investigación en Seguridad Nacional (Cisen), ronda los 50 mil millones de pesos.

De esa gran bolsa se deberán ajustar algunas compras y renovaciones, dijeron funcionarios de esta dependencia, aunque los detalles se definirán en los próximos días, con el propósito de evaluar las prioridades.

La página Transparencia Presupuestaria, vinculada a la Secretaría de Hacienda, indica que para el rubro de seguridad nacionalel gobierno federal destina 91 mil 763 millones de pesos.