En una escalada de arrestos contra líderes defensores de la causa migrante y las ciudades santuario, el activista Ravi Ragbir, director ejecutivo de la Coalición Nuevo Santuario en Nueva York, fue detenido el pasado jueves mientras acudía a una audiencia de control en la Oficina de Inmigración y Aduanas en Manhattan.

Poco después de presentarse, los funcionarios le informaron que sería detenido y esposado para ser trasladado a un centro de detención con el objetivo de deportarlo.

El incidente se produjo en medio de protestas, el arresto de otros activistas como el reverendo Juan Carlos Ruiz, de la Coalición Nuevo Santuario, y entre la intervención de urgencia de los abogados que han conseguido una orden de suspensión temporal de expulsión y la demanda para que Ragbir sea llevado de regreso a Nueva York para estar cerca de su familia y abogados.

Sin embargo, el gobierno apeló la suspensión a favor de Ragbir por lo que un Tribunal del Distrito Sur de Nueva York tendrá que decidir, el próximo martes, si accede a la petición del gobierno o del defensor de la causa migrante.

No es la primera vez que agentes de Inmigración y Aduanas (ICE) o agentes de policía actúan contra líderes de la causa migrante.

La semana pasada, Jean Montrevill, el cofundador de la Coalición de Nuevo Santuario en Nueva York fue detenido. Originario de Haití, Montrevill fue arrestado cerca de su casa en Far Rockaway, Queens.

“Para nosotros es evidente que esta es una escalada de represalias, no solo contra los líderes de derechos individuales, sino contra el derecho del movimiento a existir”, aseguró al diario The New York Times, Mary Small, directora de política de Detention Watch Network, un grupo de derechos de inmigrantes.