Las piezas se encontraban en 19 ánforas que han aparecido en unas obras de canalización.

________________________________________________________________________________________________________________________________

Las obras de canalización en un parque de Tomares (Sevilla, Andalucía, España) han desenterrado 19 ánforas con 600 kilogramos de monedas romanas de los siglos III y IV, informa ‘El País’.

Esas piezas son de bronce —algunas tienen un baño de plata—, cada una pesa entre ocho y diez gramos y en una cara tienen las efigies de los emperadores Maximiano o Constantino, mientras que en su anverso aparecen varias alegorías romanas, como la abundancia, según comunica Ana Navarro, directora del Museo Arqueológico de Sevilla, adonde han sido trasladadas.

Los trabajos en el lugar rompieron 10 de las ánforas, pero otras nueve permanecen selladas. Los arqueólogos intentarán aclarar si esos recipientes estaban enterrados a propósito como consecuencia de algún conflicto social o si su destino era formar parte del salario de los soldados, debido a que casi ninguna de las monedas llegó a entrar en circulación.

Ana Navarro recuerda que el Bajo Guadalquivir era una región “muy potente desde el punto de vista económico y productivo” durante el Imperio romano y que, a pesar de que el hallazgo aún está “por estudiar y analizar”, puede asegurar que tiene “una importancia enorme” porque es “un conjunto único”.

Por su parte, la directora general de Bienes Culturales y Museos de la región, Araceli García, ha anunciado que van a solicitar al Ayuntamiento de la localidad que detenga las obras y acote el territorio donde se encontraron las piezas para poder realizar una excavación arqueológica de urgencia.