Baton Rouge.

El domingo por la tarde la policía comenzó a liberar los arrestados. Kira Marrero, de 21 años, de New Orleans, que enfrenta un cargo de obstruir una carretera, fue la primera en salir de la cárcel. Dice que no estaba de pie en el camino.

“Hice lo correcto”, afirmó Marrero, que en 2015 se graduó de la Universidad Williams en Massachusetts. “No tengo ninguna duda de que no hice nada malo”.

Entre los arrestados en Louisiana estaba DeRay Mckesson, un destacado líder del movimiento Black Lives Matter (La vida de los negros importa), el cual surgió en los últimos años tras varias muertes de hombres negros desarmados a manos de la policía. Mckesson sonrió y abrazó a sus partidarios al ser liberado de la cárcel el domingo por la tarde.

“Sigo decepcionado de la policía de Baton Rouge, que sigue provocando a los manifestantes por protestar pacíficamente. Hay mucho trabajo por hacer, en especial con este departamento de policía”, afirmó.

Un destacado activista del movimiento Black Lives Matter, tres periodistas y más de 120 personas fueron arrestadas en Louisiana el fin de semana, con relación a protestas por la muerte de un hombre afroamericano abatido a tiros por dos agentes blancos.

Casi 100 personas fueron encerradas en la cárcel local en relación con las protestas que comenzaron el sábado por la noche, dijo la vocera policial Casey Rayborn Hicks de la oficina policial de East Baton Rouge en declaraciones a The Associated Press. La mayoría de los arrestados eran de Louisiana y enfrentaban un solo cargo, el de obstruir una carretera.

Una primera oleada de arrestos se llevó a cabo el viernes y el sábado en la madrugada, con 30 personas detenidas.

La tensión entre los ciudadanos negros y la policía se ha agudizado durante la semana, tras la muerte de afroestadounidenses a manos de policías blancos en Minnesota y Louisiana y la masacre de cinco policías blancos por un sospechoso negro en Dallas, en una aparente represalia.

Las autoridades acababan de arrestar a una pareja en una motocicleta cuando la atención pasó hacia Mckesson, que había viajado desde Baltimore para participar en la protesta y traía zapatos color rojo brillante. Fue posible ver a un agente que señalaba a un hombre y se le escucha decir que arrestaría al individuo con “zapatos ruidosos” si pudiera llegar hasta él.

El activista DeRay Mckesson sonrió y abrazó a sus partidarios al ser liberado de la cárcel. Kira Marrero, de 21 años, que enfrenta un cargo de obstruir una carretera, fue la primera en salir.

Detención de Mckesson

Los documentos de registro proporcionados por la Oficina de Policía de East Baton Rouge muestran que Mckesson fue arrestado bajo el cargo de obstruir una autopista.

Una declaración jurada de causa probable interpuesta por la policía dice que Mckesson se colocó “intencionalmente” en el camino después de que la policía le advirtió repetidas veces a los manifestantes por medio de un altavoz que se mantuvieran en propiedad privada o en la acera.

“Durante la protesta, el demandado ingresó al camino y se le dio otra orden verbal para que se saliera de los carriles de desplazamiento. Momentos después, el demandado volvió a ingresar al camino y fue detenido por agentes en el lugar sin que hubiera incidentes”, se afirma en la declaración jurada.

La activista Brittany Packett, que estaba con Mckesson, dijo en un correo electrónico que él estaba sobre el bordo de la carretera cuando “múltiples policías cruzaron hasta el bordo, donde derribaron a DeRay y lo arrestaron”.

_____________________________________________________________________________________________________________