Una vacuna cubana contra el cáncer del pulmón será probada en Estados Unidos en fecha próxima, luego de lograr la autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por siglas en inglés) de ese país, anunciaron medios locales de comunicación.

La vacuna cubana Cimavax se aplicará de modo experimental durante tres años a un grupo de pacientes del Instituto del Cáncer Roswell Park, en Buffalo, quienes recibirán el fármaco desarrollado para el cáncer de pulmón de células no pequeñas y disponible en Cuba desde 2011.

El ensayo probará la vacuna Cimavax en combinación con un fármaco de inmunoterapia denominado Opdivo, el cual ya ha sido aprobado en Estados Unidos, con el objetivo de comprobar si la combinación de ambos mejora la eficacia del tratamiento.

Este es el primer medicamento de la isla al que la FDA, un organismo federal, otorga la autorización para ser probado en instituciones estadounidenses de salud.

Hace una semana, en La Habana, los gobiernos de Cuba y Estados Unidos firmaron un memorando de entendimiento de labores conjuntas contra el cáncer y establecieron bases para combatir enfermedades infecciosas como el zika y el dengue.

Los documentos fueron firmados por la secretaria del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Sylvia Burwell, y el ministro cubano de Salud Pública, Roberto Morales.

El pasado 14 de octubre, la administración Obama presentó un quinto paquete de medidas para modificar el bloqueo impuesto a la isla desde hace más de medio siglo e incluyó la realización de investigaciones conjuntas para la producción, comercialización y obtención de registros de productos biofarmacéuticos cubanos en Estados Unidos.

Sin embargo, las medidas no permiten el establecimiento de empresas mixtas para dichas producciones y la importación de esos productos desde territorio estadounidense, a menos que se emitan licencias específicas con dicho fin, como es el caso del Instituto Roswell Park.

El Instituto estadounidense y el habanero Centro de Inmunología Molecular (CIM), creador del fármaco, tuvieron un acercamiento inicial en abril del pasado año, durante una misión comercial a la isla de empresarios del estado de Nueva York, unos meses antes del restablecimiento oficial de relaciones entre los dos países.

Un artículo publicado por el diario estadounidense “The Washington Post” señaló que el cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en Estados Unidos, con una tasa de supervivencia a los cinco años de sólo el 17%.

Los especialistas Carmen Acosta y Lian Utrera, gerentes comerciales del CIMAB S.A., la estatal comercializadora de esos productos biotecnológicos cubanos, dijeron a Xinhua que el inyectable ya se introdujo en el sistema de Atención Primaria de Salud de la isla.

La vacuna cubana se ha utilizado para tratar a unos 4.000 pacientes en todo el mundo, además de Cuba, y su uso está aprobado en Bosnia y Herzegovina, Colombia, Paraguay y Perú.

Desarrollada durante 25 años, los estudios vinculados a Cimavax demostraron que se obtiene una ventaja de supervivencia en comparación con la atención de apoyo.

De acuerdo con expertos del CIM, la vacuna estimula el sistema inmunológico para que ataque a las proteínas que producen tumores en el pulmón y evitar así que se expandan a otras partes del cuerpo.

Ubicado en la periferia de la capital cubana, el CIM trabaja en la investigación básica, desarrollo y fabricación de productos a partir del cultivo de células de mamíferos.

Casi un millar de científicos e ingenieros laboran desde 1980 en el campo de los anticuerpos monoclonales, con el objetivo de hallar nuevos productos para el diagnóstico y tratamiento del cáncer y las enfermedades relacionadas con el sistema inmune.

Los proyectos de investigación básica están concentrados en la inmunoterapia del cáncer, en especial en el desarrollo de “vacunas moleculares”, ingenierías de anticuerpo y celular, bioinformática y regulación de la respuesta inmune.

Fuente: clustersalud.americaeconomia.com

 

Etiquetas: anticuerpos, Cuba, bioinformática, Vacuna molecular, cáncer de pulmón, Cimavax