El presidente de Bolivia invita a construir juntos la “unidad latinoamericana”.  Es humillante el anuncio del muro, expresa la Unión de Naciones Sudamericanas.

____________________________________________________________________________________________________________________

Hago un llamado a nuestros Hnos (hermanos) mexicanos a mirar más al sur; construir juntos la unidad con base en nuestra identidad latinoamericana y caribeña, escribió este jueves el presidente de Bolivia, Evo Morales, en un tuit, luego de las contundentes medidas económicas y migratorias del nuevo mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, que afectan a México.

El jefe de la Casa Blanca firmó el pasado miércoles un decreto para levantar un muro en la frontera ante México y el presidente Enrique Peña Nieto suspendió este jueves una reunión cumbre prevista para el 31 de enero.

El aumento de las tensiones entre México y Estados Unidos coincide con la intención del presidente estadunidense de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que los dos países integran junto con Canadá.

El presidente boliviano, fuerte crítico de Estados Unidos, llamó a México a mirar al sur para construir la unidad latinoamericana, al destacar que Trump, apenas instalado en el poder, adoptará medidas contra bloques económicos que, según su percepción, fomentan el libre mercado.

La Paz y Washington carecen de embajadores desde 2008, cuando Morales expulsó al de Estados Unidos acusándolo de apoyar un presunto complot de la derecha local. La Casa Blanca respondió de igual manera, por razones diplomáticas de reciprocidad, y negó los cargos. Morales ha expresado a Trump su intención de retomar relaciones plenas.

De su lado, la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) manifestó su rechazo a la decisión desafiante adoptada por el nuevo presidente de Estados Unidos al imponer al pueblo mexicano la humillante obligación de pagar el aún más humillante muro que se pretende construir para separar físicamente Estados Unidos y Canadá de México y América Latina.

En nombre de la Unasur, el secretario general del bloque regional, Ernesto Samper, renovó su preocupación por la tensión de las relaciones hemisféricas que está resultando de estas medidas que afectan la seguridad y la calidad de vida de nuestros ciudadanos residentes en Estados Unidos, nuestro comercio, la paz en Colombia y las posibilidades de reintegración por el nuevo contexto de las relaciones con Cuba.

El gobierno de Brasil, encabezado por el conservador Michel Temer –quien asumió en agosto pasado tras la destitución de Dilma Rousseff, en lo que la ex gobenante de izquierda denunció como un golpe de Estado parlamentario–, también expresó su preocupación por la construcción del muro. La gran mayoría de los países de América Latina mantienen estrechos lazos de amistad con el pueblo de Estados Unidos, por eso, el gobierno brasileño recibió con preocupación la idea de construir un muro para separar naciones hermanas de nuestro continente sin que haya consenso entre ambas, señaló la cancillería en un comunicado.

Resaltó además que Brasil siempre se manejó con base en una firme creencia: “Las cuestiones entre pueblos amigos –como es el caso de Estados Unidos y México– deben ser solucionadas con diálogo y la construcción de espacios de entendimiento”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Ricardo Luna, afirmó a su vez que la llegada del republicano a la presidencia es producto de un nacionalismo extraño, posiblemente vinculado a un decaimiento del llamado consenso de Washington.