El jefe de la policía local señaló que los apuntes del diario del agresor apunta hacia ello: además realizó instrucción militar en su patio y entrenaba en una escuela privada.

____________________________________________________________________________________________________________

Dallas.

El francotirador de Dallas que mató a cinco policías en un ataque en la noche del jueves durante una manifestación en dicha ciudad planeaba ataques de mayor envergadura, aseguró el jefe de policía local de la ciudad, David Brown, en una entrevista con la emisora CNN.

A ello apuntan los escritos de su diario y los explosivos hallados en su vivienda, señaló.

Micah Johnson, de 25 años, mató a cinco policías e hirió a otros cinco y a dos civiles al disparar al finalizar la manifestación de Dallas en la que numerosas personas protestaban de forma pacífica contra los excesos policiales tras la muerte de dos afromericanos en los últimos días a manos de la policía.

La corporación cree que el motivo del ataque fue el odio racial a los blancos.

Brown contó que el atacante escribió con su propia sangre las iniciales RB en la pared de la escalera del garaje en el que después fue abatido por la policía con un robot bomba.

Ello podría indicar que ya había resultado herido antes de su muerte. Por el momento no está claro el significado de las letras.

El jefe policial defendió en la entrevista el uso del robot para neutralizar al atacante. El francotirador no sólo había disparado durante las negociaciones con la policía durante horas, sino que también se río, cantó y habló del número de policías a los que podría matar.

La policía no tuvo otra alternativa que matarlo con ayuda del robot con el explosivo detonado a distancia. “Bajo las mismas circunstancias volvería a hacerlo”, aseguró.

Atacante en Dallas aprendió táctica en escuela privada

Johnson realizaba instrucción militar en su patio y se entrenaba en una escuela privada de autodefensa que enseña tácticas especiales tales como “disparar en movimiento”, una maniobra que consiste en disparar y cambiar de posición antes de volver a hacerlo.

Veterano del ejército, realizó instrucción en la Academia de Artes Guerreras Combatientes en Richardson, un suburbio de Dallas, hace dos años, dijo el fundador y principal instructor de la escuela, Justin J. Everman.

La declaración de Everman fue corroborada por un informe policial del 8 de mayo de 2015, cuando alguien en un negocio a corta distancia denunció la presencia de gente sospechosa en una SUV.

El agente investigador cerró el caso minutos después de llegar a un centro comercial, donde habló con Johnson, quien dijo que acababa de salir “de una clase en una escuela de autodefensa cercana”.

Johnson dijo al agente que “esperaba a su papá” que venía a buscar a su hermano. Aparentemente no se interrogó a nadie más.

El viernes, el alcalde de Dallas, Mike Rawlings, describió a Johnson como alguien capaz de “disparar en movimiento” y autor de panfletos sobre cómo “disparar y moverse”.

Las autoridades dicen que el asesino de 25 años llevaba un diario personal sobre tácticas de combate y tenía un arsenal en su casa, con materiales para la fabricación de explosivos, fusiles y municiones.

La página web de la academia califica a uno de sus cursos de “programa de aplicaciones tácticas”, TAP por sus siglas en inglés.

“La realidad es altamente dinámica, sacas tu arma, te desplazas, disparas en movimiento, reparas desperfectos, etcétera, todo en un alto nivel de estrés”, dice el texto. “La mayoría de la gente no adquiere estas destrezas que generalmente no están permitidas en el polígono de tiro estático”.

En entrenamiento TAP incluye “disparar desde distintas posiciones”, “sacar el arma bajo estrés”, “extraer un arma oculta”. Everman no quiso decir qué clases tomó Johnson.

“No sé nada sobre Micah. Lo lamento. Se ha ido. Para nosotros es el pasado. Tengo miles de personas”, dijo Everman a la Associated Press el sábado.

Sin embargo, los dos hombres mantenían una relación cordial y conversaron a través de Facebook en agosto de 2014. Everman sabía que Johnson había estado fuera del país. Oficiales militares dijeron que estaba en Afganistán en esa época.

Everman le dijo a Johnson, “avísame cuando vuelvas por aquí”.

“Me encanta tenerte de regreso en la academia”, dijo Everman, de acuerdo con un comentario salvado por la AP antes de que se borrara el perfil de Johnson en Facebook.

“¡De acuerdo!”, respondió Johnson.