“Gobierno mentiroso y asesino, que quiere imponer ‘la verdad’ bajo tortura”: Padres de los 43

03/16/2018 13:09

Hoy en rueda de prensa, realizada en las instalaciones del Centro Pro, los padres de los estudiantes desaparecidos destacaron que la ONU les da la razón de que la teoría de la Procuraduría General de la República (PGR ) de que los estudiantes fueron quemados en un basurero de Cocula, llamada “la verdad histórica”, es […]

Jan Jarab, representante de la Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, al presentar ayer el informe del Caso Ayotzinapa. A la derecha, hoy, los padres de los 43 estudiantes. Fotos: Sugeyry Gándara, SinEmbargo,

Hoy en rueda de prensa, realizada en las instalaciones del Centro Pro, los padres de los estudiantes desaparecidos destacaron que la ONU les da la razón de que la teoría de la Procuraduría General de la República (PGR ) de que los estudiantes fueron quemados en un basurero de Cocula, llamada “la verdad histórica”, es una gran mentira fabricada por el Gobierno de la República y que el Estado solo busca encubrirse.

_______________________________________________________________________________________________________________________________

Ciudad de México

El informe Doble Injusticia confirma que la verdad histórica es una gran farsa, “que tenemos un gobierno mentiroso y asesino que nos quiere imponer ‘la verdad’ bajo tortura, no queremos una verdad bajo tortura”, se pronunciaron los padres de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, en respuesta a las revelaciones que hizo ayer oficina de las Naciones Unidas en México.

Los padres de los normalistas advirtieron que no van a descansar, ni a claudicar con la exigencia de verdad, de justicia y la aparición de los normalistas desaparecidos hasta agotar todas las vías legales hasta llegar a la verdad.

Además, insistieron en la demanda de que los responsables de las torturas y de construir la “verdad histórica”, deben de ser castigados, entre ellos, Tomás Zerón.

Ayer el Alto Comisionado de la Organización de Naciones Unidas en México confirmó que al menos 34 de los 129 detenidos por el caso Ayotzinapa fueron víctimas de actos de tortura. El organismo internacional llamó al Poder Judicial a excluir del juicio las pruebas obtenidas bajo tortura.

Hoy en rueda de prensa, realizada en las instalaciones del Centro Pro, los padres de los estudiantes desaparecidos destacaron que la ONU les da la razón de que la teoría de la Procuraduría General de la República (PGR ) de que los estudiantes fueron quemados en un basurero de Cocula, llamada “la verdad histórica”, es una gran mentira fabricada por el Gobierno de la República y que el Estado solo busca encubrirse.

Felipe de la Cruz, vocero de los 43 padres, sostuvo que la ONU “confirma lo que hemos denunciado desde hace tres años: que los jóvenes están vivos, que la verdad histórica no existe y no vamos a permitir que el caso sea cerrado con la detención de Erick Ulises “N”, alias La Rana”.

De la Cruz resaltó que a los familiares les preocupa que el caso aún sea tratado como secuestro cuando para los padres y la sociedad es una evidentemente desaparición forzada,

“Hoy hacemos la denuncia que para nosotros sigue Enrique Peña Nieto es cómplice de este crimen, y si piensa que a su salida va a caminar por la impunidad, le queremos decir que nosotros seguiremos buscando la justicia”

Los padres de los 43 estudiantes desaparecidos exigieron avances en el caso. Foto: Sugery Gándara

El Gobierno de México ha querido sostener toda una secuencia de mentiras, las cuales defiende a capa y espalda, insistió el portavoz.

Dona Cristina Bautista coincidió que la documentación del organismo internacional corrobora que la versión del basurero de Cocula es una pifia.

“Nos hace falta llegar a la verdar. ¿Dónde están nuestros hijos? eso eso que queremos saber los padres y no las mentiras de gobierno mexicano construyendo su verdad histórica”, enfatizó.

La mujer recordó que la versión de la PGR fue derriba desde el informe de los expertos del GIEI, quienes fueron expulsados por el Estado.

“…porque es el gobierno que no quiere llegar a la verdad porque fue el Estado el que asesinó a los normalistas”.

La madre de uno de los estudiantes desaparecidos reiteró que seguirán exigiendo la presentación con vida de los estudiantes y lanzó una petición a las organizaciones internacionales a que no dejen de vigilar al Gobierno Federal. “si lo dejan de vigilar el gobierno es capaz de construir otra verdad histórica”, advirtió.

“Tenemos un gobierno mentiroso, asesino que nos quiere imponer la verdad bajo tortura. Los 43 padres de familia siempre lo hemos dicho: que se había torturado a estas personas [detenidos]; pero hay que ser claros, no defendemos a delincuentes nosotros lo que queremos es la verdad, no vamos a defender ninguna delincuente pero no una verdad bajo tortura”, afirmó Mario Cesar González.

Meliton Ortega, otro padre, consideró que la documentación del ONU reafirma que Enrique Peña Nieto en lugar de buscar la verdad se ha encargado de en cubrir a los responsables del crimen.

“…hemos luchado por derrumbar las mentiras de Peña Nieto, desde que orquestaron la verdad histórica han venido macheteando que no hay otra teoría más que lo del basurero de Cocula cuando hay un informe que muestra que eso no existe”, detalló Ortega.

La víctima de la desaparición insistió en que el gobierno ha mentido en todos los aspectos de la investigación.

“nos queda claro que los responsables de las torturas son los funcionarios de la propia PGR, la SEIDO y también la Marina. ¿quiénes estaban en ese momento? ¿quién era el titular en ese momento?. ¡Tomás Zerón, él es el responsable de esas torturas”, indicó.

Clemente Rodriguez Moreno, padre Cristian Alfonso, recalcó que ahora el Gobierno de Peña Nieto le apuesta al olvido y al carpetazo, por eso también pidió a las organizaciones internacionales de derechos humanos que no dejen solos a los padres de los 43 estudiantes.
“que no se olviden de nosotros porque nosotros vamos a proteger a los de la ONU con uñas y dientes no vamos dejar que los corran como a los expertos del GIEI”, pronunció.

El hombre comentó que las autoridades mexicanas no avanzan en la investigación porque, considera. que el estado protege a funcionario de alto rango.

“por mas de tres años que se han burlado de nosotros como no tienen una idea; fue el estado quien se los llevó”.

Los padres temen que con la detención de Erick Ulises el Estado quiera cerrar el caso; sin embargo, advirtieron que no lo permitirán.

“estamos enfadados de recibir tantas mentiras, estamos con mucho coraje e impotencia, quisiéramos encontrar la forma para que gobierno quite la mentira historia”, abundó Epifanía Alvarez.

El representante del Alto Comisionado de la Organización de las Nacionales en México, Jan Jarab explicó que llamaron al informe “Doble Injusticia” porque al violentar los derechos humanos de los detenidos, es una injusticia no solo para los procesados sino también para las víctimas porque obstaculiza el debido proceso.

De los 129 casos de personas detenidas por el caso Ayotizinapa, la ONU en México analizó 69, de los cuales, en 12 no encontró indicios de tortura, en 51 localizó elementos que indican malos tratos o posible tortura y 34 casos, [33 hombres y una mujer] halló “fuertes elementos de convicción de que sí hubo tortura”, señaló el representante de la oficina de ONU-DH en México.

Los elementos de convicción se basan en las declaraciones de denuncia de los capturados y en los informes de los exámenes médicos presentados en el expediente. “se certifican más de 30 lesiones compatibles con actos de tortura”, detalló el representante.

Los actos de tortura que documentó el la Oficina en México de la ONU son golpes, toques eléctricos en múltiples partes del cuerpo, violencia sexual, y amenazas de muerte y violación sexual a las mujeres de la familia como esposas e hijas de los detenidos, de acuerdo a la información que brindó el representante de la ONU.

Las justificaciones que brindó el estado mexicano, las autoridades, sobre estas demoras y las lesiones de los detenidos “no son plausibles ni creíbles”, expresó. Foto: Twitter @CentroProdh

El informe establece que la tortura fue ejercida por integrantes de la Policía Federal Ministerial, Semar, y personal de la Ministerial de la PGR, principalmente de la SEIDO, durante los traslados. Al menos en 23 casos los detenidos acusaron directamente a personal de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR.

Los partes informativos muestran que hay demoras, entre 8 y 27 horas, que transcurrieron desde el momento de la detención y la puesta a disposición del Ministerio Público.

Las justificaciones que brindó el estado mexicano, las autoridades, sobre estas demoras y las lesiones de los detenidos “no son plausibles ni creíbles”, expresó.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU urgió al estado mexicano a lograr la transformación de la PGR en Fiscalía que realmente autónoma con organismos de control interno y procesos de rendición de cuenta, y también llamó al Poder Judicial a excluir todas las pruebas obtenidas por medio de la tortura.

“No se puede resolver una grave violación de derechos humanos (desaparIción de los 43) con otras violaciones”, puntualizó.

Por Sugeyry Gándara