Con el apoyo de los tres sectores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) –obrero, campesino y popular–, Enrique Ochoa Reza se registró ayer como candidato a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN).

Ante varios cientos de cenecistas, cenopistas, cetemistas, integrantes del Movimiento Territorial, de la Unidad Revolucionaria, de la Fundación Colosio y del Frente Juvenil, tras registrarse el candidato destacó: ‘‘El partido necesita un cambio, abrir las puertas. Requiere de un análisis crítico y autocrítico, pero sobre todas las cosas necesita de propuestas constructivas para mejorar y convocar a la ciudadanía hacia la victoria electoral’’.

El ex director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se refirió en su discurso a la derrota deltricolor el pasado 5 de junio, cuando perdió siete de las 12 gubernaturas en disputa. ‘‘Hay estados donde los resultados no nos fueron favorables. Tenemos que reflexionar con toda puntualidad qué hicimos mal, qué nos falta, por qué no ganamos’’.

Más tarde, en entrevista, se le preguntó sobre las acciones que han tomado gobernadores salientes priístas para blindarse en caso de ser investigados por actos de corrupción. ‘‘Los gobiernos del PRI deben ser los principales responsables de tener espacios de transparencia y rendición de cuentas; el partido debe ser un vigilante de que sus gobiernos reflejen sus ideales y compromisos’’.

Agregó que el tricolor ‘‘tiene que ser un estricto observante del resultado que tengan los gobiernos de todos los partidos, incluyendo ciertamente el nuestro, de todos los partidos y de todos los estados’’.

–¿Qué opina de Javier Duarte?

–Todos los gobiernos deben someterse a la revisión de los órganos competentes.

Ochoa Reza agradeció ‘‘el apoyo brindado’’ por la militancia y solicitó a los sectores y organizaciones: ‘‘Invítenme a sus estados, vamos a sus localidades, vamos juntos a dialogar’’.

El acto congregó a priístas de los estados de México, Puebla, Morelos, Tlaxcala y Michoacán, así como a integrantes del Movimiento Territorial, y el de las Mujeres, entre otros. Los gritos de apoyo eran ruidosos, pero no lograron desbordar la alegría en la explanada de la sede tricolor.

Y ahí, sin la presencia de ex presidentes nacionales del tricolor, de líderes sindicales y la casi totalidad de legisladores federales y sin ‘‘cuadros distinguidos’’, Ochoa Reza aseveró: ‘‘Somos orgullosamente priístas, levantamos la cara y sacamos el pecho. Otros nos quieren ver decaídos’’. También estuvieron ausentes los coordinadores de los senadores, Emilio Gamboa, y de los diputados, César Camacho.

Posteriormente, Hugo Díaz Thomé, también aspirante, acudió a solicitar su registro, pero no entregó los documentos establecidos en la convocatoria. Por la tarde, la organización Democracia 2000, que dirigen entre otros Ramiro de la Rosa y Víctor Gómez, impugnaron la candidatura de Enrique Ochoa Reza ‘‘por inelegible’’.