Hacienda anuncia alza de un 2.4% a las gasolinas Magna y Premium en julio; costará 34 centavos más

06/29/2016 12:30

La Secretaría de Hacienda anunció un aumento en las gasolinas Magna y Premium para julio. Dichos combustibles se venderán hasta 34 centavos más caros a partir del viernes. El diésel es el único que se mantendrá en su mismo costo de 13.77 pesos por litro. ____________________________________________________________________________________________________________ Las gasolinas Magna y Premium de Petróleos Mexicanos (Pemex) […]

Las gasolinas Magna y Premium se venderán hasta 34 centavos más caras en julio. Foto: Cuartoscuro

La Secretaría de Hacienda anunció un aumento en las gasolinas Magna y Premium para julio. Dichos combustibles se venderán hasta 34 centavos más caros a partir del viernes. El diésel es el único que se mantendrá en su mismo costo de 13.77 pesos por litro.

____________________________________________________________________________________________________________

Las gasolinas Magna y Premium de Petróleos Mexicanos (Pemex) se venderán hasta 34 centavos más caras en julio, publicó hoy la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

La Premium resentirá el mayor aumento, pasará de 14.03 a 14.37 pesos por litro, su precio será 34 centavos mayor al actual, lo que implica un aumento de 2.4 por ciento.

La Magna se comercializará a un precio máximo de 13.40 pesos por litro a partir del viernes. Dicho valor es 24 centavos, o 1.8 por ciento, más alto que el actual.

El diésel será el único combustible que no presentará aumento, pues su precio por litro seguirá siendo de 13.77 pesos.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda, el aumento en las gasolinas Magna y Premium con respecto a los niveles observados en junio de este año obedece a la recuperación reciente en el precio del crudo así como a la estacionalidad que típicamente se observa en los precios internacionales de las gasolinas.

La dependencia que encabeza Luis Videgaray Caso tiene vigente un control en ambos combustibles porque desde diciembre de 2015 impuso una banda de precios en los cuales oscilarán con un máximo y un mínimo que se calcula al aumentar o reducir 3 por ciento al precio de ese año.

El Congreso de la Unión aprobó que, durante 2016, los precios máximos de los combustibles en México se ajusten con sus referencias internacionales, siempre y cuando los ajustes se den al interior de una banda de precios.

“Los precios máximos de los combustibles que estarán vigentes en el mes de julio se establecen respetando el marco mencionado”, expuso la dependencia.

A finales de mayo, Hacienda aumentó ocho centavos la gasolina Premium, mientras que la Magna y el diésel se mantuvieron sin cambios, esta vez sólo el último combustible permanecerá en su mismo precio.

De enero a junio las gasolinas se habían vendido en el valor mínimo de la banda y hasta julio ya aumentaron.

A pesar del incremento anunciado hoy, la Secretaría de Hacienda informó que los combustibles se venden por debajo del precio que tuvieron en 2015.

En octubre del año pasado, Luis Videgaray informó que a partir de enero de 2016, como parte de las medidas fiscales propuestas en el paquete económico, los mexicanos se encontrarían con una disminución en los precios de las gasolinas.

“México iniciará el proceso establecido en la Reforma Energética de liberalizar el precio de las gasolinas con un esquema gradual de transición en 2016 y 2017 como parte de las medidas propuestas en el Paquete Económico”, argumentó en esa ocasión ante los diputados.

La Reforma Energética establece que para el 1 de enero de 2018 se debe liberar por completo el precio de las gasolinas; ello quiere decir que en esa fecha los mexicanos tendrán en el mercado distintas marcas y diferentes precios.

Al comparecer ante el pleno de la Cámara de Diputados para la glosa del tercer Informe de Gobierno y para rendir cuentas de las iniciativas del Paquete Económico del 2016, explicó que —en el corto plazo— el precio de las gasolinas no será determinado por el Gobierno sino por un mercado competitivo.

En abril pasado, la Secretaría de Energía (Sener) otorgó 11 permisos para importar gasolinas y 21 para diésel a 22 empresas nacionales e internacionales, luego del aviso del Gobierno federal de adelantar la fecha de entrada al país de estos combustibles.

Los precios, explica la Secretaría, son un 3.0 por ciento menores a los observados en 2015, equivalentes a una reducción de 41 centavos en el caso de la gasolina Magna y de 43 centavos para la Premium y el diésel. Foto: Cuartoscuro

En octubre del año pasado, Luis Videgaray informó que a partir de enero del 2016, como parte de las medidas fiscales propuestas en el paquete económico, los mexicanos se encontrarían con una disminución en los precios de las gasolinas. Foto: Cuartoscuro

COMUNICADO INTEGRO DE HACIENDA

El H. Congreso de la Unión aprobó que, durante 2016, los precios máximos de los combustibles en México se ajusten con sus referencias internacionales, siempre y cuando los ajustes se den al interior de una banda de precios. Respetar el esquema aprobado en materia de fijación de precios es esencial para cumplir con las metas de balance público, de manera que se preserve la confianza sobre la fortaleza de las finanzas públicas del país, así como la estabilidad macroeconómica.

Consistente con lo anterior, los precios máximos de los combustibles que estarán vigentes en el mes de julio se establecen respetando el marco mencionado. Con respecto a los niveles de precios observados en julio 2015, los precios máximos para julio 2016 son menores en 1.3% y 0.1% para las gasolinas Magna y Premium, mientras que para el diésel se observa una disminución de 3.0 por ciento.

Para el mes de julio 2016, el precio máximo aplicable para la gasolina Magna será de 13.40 pesos por litro y para la Premium 14.37 pesos por litro, mientras que el precio del diésel se mantendrá sin cambios (13.77 pesos por litro).

El aumento en los precios máximos de las gasolinas Magna y Premium con respecto a los niveles observados en junio de este año obedece a la recuperación reciente en el precio del crudo así como a la estacionalidad que típicamente se observa en los precios internacionales de las gasolinas.

VER MÁS ACERCA DE: