La medida, de acuerdo con los tratados internacionales contra el lavado de dinero. También bloqueó las cuentas de 64 personas físicas y morales incluidas en lista de la OFAC. El presunto capo Raúl Flores fue trasladado al penal del Altiplano.  Niega el cantante cualquier sociedad; “Sólo lo conocí como empresario”. La FMF externa su confianza en el Káiser; Atlas le da permiso especial.

______________________________________________________________________________________________________________________________

Los activos financieros en México del futbolista Rafael Márquez, capitán de la Selección Mexicana, y del cantante Julión Álvarez comenzaron a ser congelados por las autoridades financieras del país, en reciprocidad con los tratados internacionales que México tiene signados con Estados Unidos.

Consultada al respecto, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) confirmó que México y Estados Unidos cuentan con mecanismos de cooperación que les permiten trabajar de manera coordinada en diversos ámbitos de inteligencia financiera.

Las cuentas bancarias en HSBC de las empresas Grand Casino, ubicadas en Zapopan, Jalisco, y del Grupo Terapéutico Hormonal, en Banorte, fueron congeladas, por lo que no pueden recibir ni retirar recursos después de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos vinculó al futbolista Rafael Márquez con operaciones de lavado de dinero.

De acuerdo con los convenios internacionales que México tiene signados con otros países para combatir el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo, se deben replicar en el país las mismas medidas que se determinen en estas jurisdicciones.

Foto

En conferencia de prensa, Julión Álvarez negó tener negocios con el presunto narcotraficante Raúl Flores, aunque admitió que sí lo conoce como empresario. Foto Carlos Ramos Mamahua

Esto después de los señalamientos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que vinculan al jugador mexicano con el narcotráfico.

Además de Márquez y Álvarez, la SHCP también ordenó congelar los recursos económicos de las otras 64 personas físicas y morales que aparecen en la investigación realizada por la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

En la lista se incluye a Efraín y Omar Caro Urías, parientes de Rafael Caro Quintero; Mauricio Heredia Horner y Marco Antonio Fregoso González, quienes actuaban en nombre del futbolista. También están Fernando Gustavo Álvarez Peralta, Diego Ayala Romero, Linda Elizabeth Campos Tirado, Hugo Iván y Víctor Manuel Carranza Zepeda, José Antonio Cordero Cárdenas y Mario Alberto Fernández Santana, entre otros.

Julíón Álvarez, por su parte, informó que desconoce si sus cuentas bancarias en México ya fueron bloqueadas o congeladas por las autoridades financieras.

Informes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), organismo regulador y rector del sector financiero en México, señalan que a las personas que figuren o estén vinculadas con este tipo de operaciones ilícitas se les deberá suspender inmediatamente la ejecución de cualquier acto, transacción o servicio relacionado con el cliente o usuario ocasional identificado en las listas.

México deberá adoptar estas medidas cuando figuren en las listas emitidas por el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas y otras instancias internacionales, o cuando se informe a las autoridades y organismos extranjeros, o grupos intergubernamentales previamente especificados por la SHCP.

El procedimiento abarca las primeras 24 horas contadas a partir del momento en que se obtiene la información y está se transmite directamente a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), dependiente directa de la oficina del titular de la SHCP.

Otra causal para congelar las cuentas o los bienes de personas sospechosas de realizar operaciones de lavado de dinero es cuando no proporcionan información o datos, u ocultan el origen, ubicación, destino o propiedad de los recursos, derechos o bienes que se derivan de estas fuentes.