La gente de buena voluntad de otros partidos también sufren por la corrupción y la inseguridad, dijo en Mexicali. También dirigió un mensaje al presidente de EU, Donald Trump: los mexicanos no somos corruptos.

_______________________________________________________________________________

Mexicali.

 El candidato de Morena a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, instó a sus seguidores a evitar pelearse con militantes de otros partidos, la gente buena del PRI o del PAN, al tiempo que criticó a cuatro expresidentes de México desde Carlos Salinas hasta Enrique Peña por generar corrupción, desigualdad económica y traicionar a la democracia.

No nos peleemos con gente de otros partidos, con la gente de buena voluntad, (pues) están sufriendo también por la corrupción y la inseguridad, no nos peleemos abajo porque el problema esta arriba, expresó al tiempo de conminarlos a una actitud de apertura para salvar a México y unidos derrocar de manera pacifica a la mafia del poder que “no son muchos, son 30 o 50 y ya les va llegando su hora”.

Refirió la petición de un migrante en San Quintín de separar el poder politico del económico para convertir al gobierno en representante de todos: ricos y pobres. Por ello se pronunció por “un gobierno para todos, no al servicio de un grupo rapaz.

Ante tres mil rosaritenses que se mantuvieron festivos en la Plaza de San Fernando, el candidato de Morena tuvo y repartió para cuatro expresidentes panistas y priistas; dos y dos.

A Salinas de Gortari lo llamó el padre de la desigualdad moderna por ser quien entregó los bienes de la nación a los extranjeros y profundizó esta “monstruosa desigualdad que nos afecta y que ha producido los males de la violencia y la inseguridad”.

Sobre Vicente Fox dijo que a pesar de tener el apoyo de la gente se pensó que iba a haber un cambio pero terminó siendo un traidor de la democracia. Ya entrado con los panistas sostuvo qur Felipe Calderón se robó la presidencia y para legitimarse le dio un garrotazo al avispero del narcotráfico y convirtió al país en un cementerio.

De regreso con los priistas advirtió “no me voy a machar de corrupción como Enrique Peña Nieto. Antes criticó a Antonio López de Santa Ana, Porfirio Diaz y Victoriano Huerta.

El empresario Hugo Torres, dueño del hotel Rosarito Beach y quien en dos ocasiones ha presidido la administración pública municipal, sostuvo que López Obrador lo convenció por su propuesta de dotar de competitividad a la frontera con el anuncio de la instalación de la zona franca en las entidades del norte de México.

En Rosarito, advirtió que aún falta por decidir quién será el candidato final de la mafia del poder porque están muy mal entre el electorado.

En estas dos jornadas de campaña proselitista ha reiterado que su ventaja es de 20 puntos sobre sus contendientes del PRIAN y centró su mensaje en el apoyo a candidatos a diputados y senadores porque este movimiento social requiere de mayoría en el Congreso de la Unión.

Recomendó a los candidatos a la Presidencia de México que se tranquilicen y se serenen, que recorran el país para que, plaza por plaza, hablen con la gente y no les hagan caso a sus asesores publicitarios porque cobran carísimo y no les sirven de nada.

El tabasqueño dijo que él hace su trabajo, no responde a los señalamientos de otros candidatos y se preguntó:”¿por qué nos va bien? Porque hacemos diálogos circulares, pero no se los digan porque nos van a copiar”.

Asimismo le dijo al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que olvide la idea que ha hecho pública varias veces de que todos los mexicanos son corruptos.

“(Trump) invirtió aquí en Rosarito y también en (la isla de) Cozumel y en (el estado de) Quintana Roo y, por los gobiernos corruptos de México, tuvo que retirarse y por eso le quedó esa mala impresión sobre nuestro país”, dijo AMLO en un mitin en la ciudad turística costera de Rosarito, en el estado Baja California, cerca de la frontera con Estados Unidos.

“Vamos a acabar con la corrupción. Se va a purificar la vida pública de México, ya no va a haber corrupción y que (Trump) no mantenga esa idea, que no se empecine en estar con la impresión de que los mexicanos somos corruptos”, prometió. “Nuestro pueblo tiene mucha cultura, es bueno, es trabajador y es honesto.

Antes de ser presidente, Trump intentó hacer negocios en el país latinoamericano varias veces pero no tuvo éxito, según dijo, por la extendida corrupción. El ahora mandatario aseguró que ganó una millonaria demanda en México pero nunca le pagaron.

“El sistema legal en México es corrupto, como lo es mucho de México. Páguenme el dinero que me deben y dejen de enviar criminales a nuestra frontera”, dijo en febrero de 2015.

A partir de allí, las críticas de Trump contra México fueron escalando y hoy las relaciones con el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto son tirantes. Trump exige que México pague por un muro en su frontera común para detener el flujo de drogas y migrantes centroamericanos hacia Estados Unidos.

Además, el mandatario estadunidense ha prometido en repetidas oportunidades que abandonará en Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) -que su país renegocia junto con México y Canadá- si no es beneficioso para su nación.

Además López Obrador estará en el puerto de Ensenada y en Tecate, el único pueblo mágico en Baja California.

NOTICIAS RELACIONADAS