CIUDAD DE MEXICO 

Ante el acoso del presidente estadounidense Donald Trump a todo lo que tenga el sello México, parece que la apuesta simplista de Luis Videgaray de basar la relación bilateral México-Estados Unidos en el oído de Jared Kusher yerno de Trump y esposo de Ivanka Trump, falló rotundamente.  O kusher engañó a Videgaray o éste, blofeó en exceso.

Lo que quedó claro con el ofrecimiento del presiente Enrique Peña Nieto   tanto a Donald Trump como a Hillary Clinton de visitar Mèxico en su calidad de candidatos antagónicos a la Presidencia estadounidense –a instancias de s Videgaray entonces titular de Hacienda–, era sobre todo parte de la estrategia para atraer la simpatía de Trump a través de la ahora muy cuestionada amistad de Videgaray y Kushner.

Clinton rechazó la invitación como candidata demócrata, pero Trump de plano con esa expresión formal de por medio y sin seguir el procedimiento diplomático, irrumpió en México justo en los días de la preparación del IV Informe de Peña Nieto, quien tenía pensado dedicarse de lleno para detallar al mismo documento.

Desde ese momento quedó claro, que Trump de llegar a la Casa Blanca, seguiría con su plan contra la migración ilegal de mexicanos –y otras nacionalidades más–  y sobre todo la construcción del muro, además de otros cambios en la relación en lo respecta a México.

Sin funciones formales dentro del gabinete peñista, Videgaray seguía dictando agenda luego de ser despedido del equipo de Peña por los nefastos resultados hasta Estados Unidos también, con carga negativa a Obama y Clinton, pero una vez que Trump venció a Hillary, el ex secretario de Hacienda volvió a la carga de manera visible en la cancillería mexicana a pedido de Trump vía kushner.

Videgaray en apenas cuatro días de Gobierno del nuevo mandatario estadounidense arribó a Washington con la idea de acordar la visita de Peña a Estados Unidos pero sobre todo, con la idea de que su gran amistad con el yerno de Trump, le facilitaría la tarea y se lograra una relación más tersa que la propuesta hacia México por Donald en su campaña.

A casi un mes del nuevo Gobierno de nuestro vecino del norte, los portazos en Washington al soberbio Videgaray no son sólo visibles, sino dolorosos también para cientos de mexicanos.

Equivocó Peña su estrategia para acercarse a Trump. Kushner no arriesgaría su posición para meter las manos al fuego por Videgaray.

  

Acta Divina… “México no ha roto relaciones con Estados Unidos”: Luis Videgaray Caso, canciller mexicano.

 

Para advertir… De acuerdo al The Wall Street Journal; Videgaray habló con Kushner y Kushner habló con Trump, éste arribo a nuestro país y se logró comportar apenas unas horas pero apenas salió de México, volvió a ser el de siempre, y de paso rebajó la comunicación social de la Presidencia mexicana al lodo.

 

actapublica@gmail.com