Cyntoia Brown, forzada a prostituirse, fue condenada tras asesinar a uno de sus clientes de un tiro en la cabeza.

_________________________________________________________________________________________________________________________________

Medios de comunicación de EE.UU. y las redes sociales están discutiendo el caso de Cyntoia Brown, una joven que está cumpliendo cadena perpetua por matar a un cliente hace 13 años, cuando era prostituta.

La madre de Brown era alcohólica y la dio en adopción dos años después de nacer la niña. Pero ella huyó de su nueva casa sin terminar la escuela y desde la adolescencia fue introducida en la prostitución por un proxeneta apodado ‘Cut Throat’ (‘Corta gargantas’).

La joven recuerda que en aquellos años fue sometida repetidamente a violencia física y sexual. A la edad de 16 años, Cyntoia vivía en un motel con su proxeneta, quien la violaba, drogaba y la vendía a sus clientes. “Me decía que algunas personas nacen para ser putas y que yo soy una de ellas. Que solo él me desea y lo mejor que podía hacer era aprender a ser una buena puta”, cuenta la joven.

El 6 de agosto del 2004, el agente inmobiliario de 43 años Johnny Allen, llevó a Cyntoia a su casa en Nashville (estado de Tennessee) para tener relaciones sexuales. El hombre le mostró su colección de armas, lo que puso nerviosa a la joven quien, asustada, le disparó en la cabeza, cuando su cliente se dio la vuelta.

En el juicio Cyntoia afirmó que temía por su vida, ya que momentos antes de matarle pensó que el hombre iba a coger un arma para hacerle daño. Sin embargo, el fiscal del caso, Jeff Burks, enfatizó que la joven tras haber matado a Allen le robó el dinero, algunas de sus armas y huyó.

La corte que examinó el caso de Cyntoia Brown, la encontró culpable de asesinato y robo, así como de prostitución. Fue condenada a cadena perpetua y tiene derecho a solicitar la revisión de condena tras cumplir 51 años de pena.

¿Víctima del tráfico sexual, encarcelada injustamente?

El caso de Cyntoia Brown fue relatado con detalle en un documental producido en el 2011 por el canal PBS. Gracias a este programa fue cambiada la legislación en el estado de Tennessee, donde actualmente las personas menores de 18 años no pueden ser juzgadas por prostitución y se consideran víctimas del tráfico sexual.

No obstante, esto no ha influido de ninguna manera a las condiciones de encarcelamiento de Cyntoia Brown, quien a sus 16 años fue juzgada como adulta.

Además, el caso de la joven no se conocía ampliamente antes de que este mes Kim Kardashian se enterara de la historia de Cyntoia Brown y publicara un mensaje correspondiente en su cuenta de Twitter.

“Imagine que a la edad de 16 años tu cuerpo es sometido a tráfico sexual por un proxeneta llamado ‘Corta gargantas’. Después de que durante días te llenan de drogas y te violan diferentes hombres, te compra un cazador de niños, de 43 años y te lleva a su casa para acostarse contigo. Encuentras el coraje para defenderte, disparas y lo matas. Como resultado, te arrestan, condenan como a un adulto y sentencian a cadena perpetua. Esta es la historia de Cyntoia Brown. Ella podrá solicitar libertad condicional solo cuando tenga 69 años”, escribió Kardashian, añadiendo que el sistema ha fallado en este caso.

Esta publicación de Kim Kardashian etiquetada como #FreeCyntoiaBrown (Liberen a Cyntoia Brown) se hizo viral y encontró apoyo de miles de personas y de varias celeridades, como la cantante Rihanna y el rapero Snoop Dogg, la modelo Cara Delevigne y el basquetbolista LeBron James.

“A cada uno de los responsables por la sentencia de esta joven, espero que Dios no les permita tener hijos”, escribió en Instagram Rihanna.

Mientras que el fiscal del caso, Jeff Burks, opina que Cyntoia Brown no debería ser vista como una víctima, ya que la víctima es el hombre asesinado. Según Burks, la joven no era víctima de esclavitud sexual y no era objeto del tráfico sexual, y llamar la atención sobre ella es injusto para el hombre asesinado y su familia.