Será votada en la convención nacional del partido demócrata, a celebrarse del 25 al 28 próximo en Filadelfia. Obliga a las chárter a admitir todos los niños, sin exclusión alguna, a ser transparentes, a rendir cuentas e impide que lucren. Exige fuertes planteles en cada código postal, pone fin a evaluaciones punitivas de maestros, apoya centros educativos de la comunidad, pugna por educación superior libre de deudas para estudiantes y pone fin a la “escuela tubo de prisión”.

___________________________________________________________________________________________________________

El capítulo educativo de la plataforma demócrata “es de los más progresistas en la historia de Estados Unidos”, afirma la dirigente de la Federación Americana de Maestros, Randi Weingarten. Fortalece la educación pública y a los profesores, pugna por eliminación de deudas para universitarios, pone fin a la era de evaluaciones punitivas y sanciones a mentores y a las escuelas chárter las obliga a admitir a todos los estudiantes, sin distingos, a ser transparentes y rendir cuentas y a sus dirigentes a no hacer negocio.

La redacción final la realizaron los delegados del Partido Demócrata y deberá ser aprobada durante la convención nacional, que tendrá lugar en Filadelfia, del 25 al 28 del presente mes.

El borrador de plataforma exige fuertes escuelas públicas en cada código postal. El comité redactor aprobó un lenguaje que reafirma el compromiso de los demócratas para apoyar a los maestros, escuelas y comunidades,  proporcionándoles los recursos que necesitan para elevar el rendimiento de todos los estudiante.

Las tesis centrales de la plataforma fueron de los aspirantes presidenciales Hillary Clinton y Bernie Sanders, quien expresó su satisfacción porque diversas tesis que sostenía – varias de ellas le fueron expuestas por miles de jóvenes- sobre aspectos prioritarios de la vida nacional han sido contenidos en el documento.

Sanders dijo que “salimos victoriosos” ya que múltiples propuestas de su campaña han sido incluidas en la plataforma.

PROPUESTAS FUNDAMENTALES

Las partes fundamentales en el tema educativo, son:

  • Los demócratas se han comprometido a poner fin a la era de la fallida prueba y sanción a maestros. Quieren volver a centrarse en estrategias que ayudarán a cada niño a tener éxito, desde la primera infancia hasta la Universidad y la carrera.
  • Renueva el compromiso de la función de padres y profesores y su compromiso con la idea de que las comunidades locales deben tener voz democráticas en sus escuelas.
  • Apoya a las escuelas de la comunidad con servicios integrales en barrios, aplica la justicia restaurativa y las prácticas de disciplina alternativos.
  • Se opone a los exámenes de alto riesgo como un medio para cerrar escuelas o evaluar a los educadores.
  • Apoya el derecho de los padres a optar por las pruebas para sus hijos.
  • Impulsa el respeto a los educadores y empleados de las escuelas.
  • Las escuelas chárter deben reflejar a los barrios que sirven y admitir a todos los niños, independientemente de su discapacidad, necesidades especiales o sus antecedentes.
  • Se opone a que las chárter tengan fines de lucro o beneficios fuera de los recursos públicos.
  • En educación superior, matrícula libre para clase media y las familias que trabajan en universidades públicas.
  • Educación libre de deuda para todos los estadounidenses.

clinton_weingarten

Clinton y Weingarten.

CAMBIOS REFRESCANTES: WEINGARTEN

Randi Weingarten, presidenta de la Federación Americana de Maestros, dijo que estos son “cambios refrescantes” para los integrantes del sector de la educación pública.

Al referirse a las chárter, la dirigente de 1.5 millones de maestros, destacó:

“ Las escuelas chárter de alta calidad deben proporcionar opciones a los padres, pero no reemplarzar o desestabilizar a las escuelas públicas tradicionales.

“Deben reflejar a sus comunidades y aceptar y retener un número proporcional de estudiantes de color, con discpacidades y aprendices de inglés en relación con las escuelas públicas del vecindario.

“Apoyamos el aumento de la transparencia y la rendición de cuentas para todas las chárter”.

PRUEBAS ESTANDARIZADAS RACIONALES

La dirigente consideró que las pruebas estandarizadas deben cumplir con las normas de la sobre fiabilidad y validez de la Asocación Americana de Estadística. En ese sentido, alentó a los estados a desarrollar un enfoque de mútiples medidas de evaluación.

Y se pronunció contra el uso de las pruebas estandarizadas como base para negarse a financiar planteles o cerrarlos.

La lideresa indicó, asimismo, que ningún sistema escolar en el mundo ha alcanzado su reforma con éxito con sistemas de rendición de cuentas punitivos.

Agregó que hay que reemplazar esta estrategia con uno que motive a los educadores y mejore su formación y desarrollo profesional para obtener resultados para todos los estudiantes, con énfasis en resultados equitativos para estudiantes de color, de bajos ingresos, del idioma inglés y con discapacidad.

NO MAS ESCUELAS RELACIONADAS CON PRISIONES

Referente a la disciplina, Weingarte dijo que será terminada la enmarcada en el concepto: de la escuela al tubo de la prisión, porque afecta desproporcionadamente a los estudiantes de color, a los que padecen desabilidades y en su lugar fortalecer las prácticas de justicia restaurativa, que ayudan a los estudiantes a resolver conflictos pacífica y respetuosamente para desarrollar un mejor ambiente de enseñanza y aprendizaje.

En cuanto al concepto “the school to prision pipeline”, el estudiante de la Universidad de California- San Francisco, José Luis Caselis, explicó:

“Es un término usado en algunos ámbitos políticos para describir el hecho de que las escuelas públicas —sobre todo en zonas donde vive gente de bajos recursos— cada vez más van convirtiéndose en entornos que, en vez de ocuparse de la formación de los jóvenes, los preparan para una vida entre rejas. Es decir, los castigos que dan en las escuelas públicas en barrios pobres se parecen mucho a los castigos que dan en las cárceles. Yo, por mi parte, fui a un colegio en una ciudad paupérrima en la que viven, más que nada, latinos, negros y asiáticos. Este colegio contaba con agentes de la policía, varios arcos detectores de metal, perros detectores de drogas y muchos profesores que no merecían el título “profesor”, sino “sargento”. Por la imagen que les doy, es de imaginar que vivía en la cuna de la delincuencia, pero la gran parte de los estudiantes era muy amable y se portaba bien. De ahí que “the school to prison pipeline” describe este modelo que tipifica a los estudiantes como “delincuentes”, privándoles de enseñanza y recursos, preparándolos para “fracasar” después de graduarse (si es que se gradúan) y muchos acaban encarcelados por casi nada. Es una vía sin escapatoria”.