Lanzan un ¡ya basta! a la represión y demandan la destitución del titular de la SEP. Docentes realizan protestas en seis estados.  En Nochixtlán aún hay heridos de bala, afirma alcalde electo

_______________________________________________________________________________________________________

Defensores de derechos humanos, sindicatos, estudiantes universitarios y organizaciones campesinas reiteraron su apoyo al movimiento magisterial y lanzaron un ¡ya basta! contra la represión. Demandaron el cese de la violencia y la instalación de un diálogo verdadero con los maestros disidentes.

En una marcha que convocó a miles de manifestantes, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) llamó a todos los sectores de la sociedad a profundizar las acciones de protesta en todo el país a partir del próximo domingo. No es tan sólo para tirar la reforma educativa, sino esa política que pretende privatizar todo, afirmó.

Adelfo Alejandro Gómez, líder del magisterio chiapaneco, advirtió que si no fortalecemos la unidad y conformamos una organización mayor, sufriremos más represión, más detenciones arbitrarias y hechos como los de Nochixtlán.

Los maestros disidentes también demandaron la renuncia del secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, quien afirmaron que se debe ir tras los actos de represión y hostigamiento contra los docentes.

La marcha, que partió poco antes de las 5 de la tarde del Ángel de la Independencia, no logró llegar a la Plaza de la Constitución, pues cientos de elementos del cuerpo de granaderos capitalino formaron una valla en avenida Juárez, casi en el cruce con Eje Central, para impedir el avance del contingente, cuya retaguardia se encontraba en la glorieta de la Palma.

Así, celebraron un mitin frente al Hemiciclo a Juárez, donde Miguel Concha Malo, director general del Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria, leyó una carta en apoyo a la CNTE, suscrita por más de medio centenar de organizaciones sociales, populares, indígenas, estudiantiles, sindicales y de derechos humanos.

En el mensaje destacó que Nochixtlán y la resistencia magisterial se han convertido, pese a la muerte, las balas y el sufrimiento, en un emblema de la lucha contra un régimen que a tumbos ha tenido que empezar a dar marcha atrás. Tras manifestar su respaldo a un movimiento que, afirmó, se extiende no sólo por todo el país, sino en muchos lugares del mundo. Exigió poner fin a las estrategias de amenazas, hostigamientos, detenciones arbitrarias y agresiones criminales contra los maestros.

Destacó que en un momento de crisis nacional la CNTE representa un “referente moral que no se vende ni claudica. La CNTE no está sola. No la podemos dejar sola, porque no podemos callar ante la mentira burda convertida en discurso oficial.

No podemos callar frente a la mano autoritaria de un secretario de Educación responsable de haber hecho arder Nochixtlán con su cerrazón, con su dogmatismo y con su virulencia frente a quienes discrepan.

Foto

La marcha de ayer. 

La reforma, en vilo

La dirigencia magisterial aseguró que gracias a la lucha social y del magisterio la reforma educativa está en vilo, casi a tiro de escopeta para que pueda caer e irse a la fregada.

Afirmó que “basta un ejemplo para demostrar para quién gobierna está administración. Bastó una protesta de 50 empresarios para que el presidente Enrique Peña Nieto vetara una ley que afecta sus intereses [la ley 3 de 3]; llevamos más de tres años demandando la abrogación de su mal llamada reforma educativa y no ha querido dar marcha atrás”.

Los maestros no sólo recibieron el apoyo del sector sindical, campesino y estudiantil. También se sumaron representantes del sector metalúrgico y textil de Brasil y Argentina. Rolando Lobato, de la Central de Trabajadores de Argentina, repudió los hechos de represión contra el magisterio mexicano y afirmó que la única vía para acabar con las políticas neoliberales que afectan a América Latina es la organización. Desde México a la Argentina enfrentamos las mismas agresiones contra el pueblo. Ante ello sólo cabe una consigna: ¡No pasarán!

Pese a que el grito de ¡Zócalo, Zócalo, Zócalo! se volvió a escuchar en avenida Juárez, los uniformados no permitieron el paso de los manifestantes con el argumento de que había personas con el rostro cubierto, quienes realizaron pintas en muros de Paseo de la Reforma, aunque la marcha se desarrolló de forma pacífica.

Antes del anochecer, los manifestantes corearon consignas durante un minuto para recodar a los caídos por el enfrentamiento en Nochixtlán, Oaxaca. José Antonio Altamirano, integrante de la dirección política de la sección 22 de Oaxaca, expresó que tras los hechos del pasado 19 de junio no habrá ni perdón ni olvido y denunció que la cifra de decesos se elevó a 12 personas.

Tras el mitin, los maestros señalaron que aún no hay acuerdos, tras la instalación el pasado miércoles de la primera mesa de diálogo con el gobierno federal. Por ello anunciaron que las movilizaciones de protesta no cesarán hasta lograr la abrogación de la reforma.