La organización America’s Voice indicó que la próxima administración federal debe nombrar un juez de la Corte Suprema que entienda la Constitución. Al fijar su posición sobre la decisión del Tribunal Supremo en el caso DACA y DAPA, dijo que la lucha no ha terminado. Este es el texto:

___________________________________________________________________________________________________________

“Si las cortes se interponen en el camino ahora, nos aseguraremos de que la política empiece a allanar el sendero a seguir”: Frank Sharry, Director Ejecutivo de America’s Voice.

El empate de hoy en la Suprema Corte es un tremendo golpe a millones de familias inmigrantes que han esperado mucho por un Alivio migratorio. Trabajan duro, contribuyen con Estados Unidos y solamente quieren una oportunidad para vivir sin miedo a ser separados de sus familias y continuar trabajando en el país que llaman hogar.

También refleja lo que ocurre cuado los políticos y miembros de las cortes juegan políticamente con las vidas de las personas. En lugar de enfrentar a Texas y a su indignante perversión en torno a lo que significa tener “fundamento jurídico en un caso”, el presidente de la Corte, John Roberts, se alió con su partido. Y debido a que los republicanos en el Senado se rehusaron a hacer su trabajo y se negaron a nombrar un sucesor del juez Scalia hasta que pasen las elecciones, están dejando a la Corte sin un voto de desempate en un momento en que casos nacionales de importancia están en su agenda.

Pero la lucha no ha terminado. Aunque la decisión de hoy no es la que esperábamos, un empate no es una derrota. Este fallo no es el fin de este caso. He aquí por qué:

El empate 4-4 significa que la actual Corte Suprema no pudo tomar una decisión y no sentó precedente. Eso significa que el fallo del 5o. Circuito que mantiene el interdicto preliminar del juez Andrew Hanen debe limitarse a los tres estados que conforman dicho 5o. Circuito: Texas, Louisiana y Mississippi. Sin embargo, Hanen rebasó su autoridad al emitir un interdicto a nivel nacional.

Es responsabilidad del gobierno de Obama y de los estados perjudicados por la acción de Texas hacer todo lo que esté en su poder por frenar al juez Hanen y limitar su interdicto preliminar al 5o. Circuito.

Durante demasiado tiempo, los republicanos a nivel estatal y federal han bloqueado la implementación de esos programas. Ahora es momento de que los demócratas hagan algo también a nivel estatal y federal.

En las próximas semanas y meses trabajaremos para garantizar que el gobierno no deje nada suelto para lograr la implementación de DAPA y DACA+ en la medida de lo posible y también trabajaremos para derrotar a cualquier político que se interponga en nuestro camino.

Trabajaremos duro para garantizar que las prioridades de inmigración del presidente Obama –que se enfocan en delincuentes peligrosos y en riesgos para la seguridad nacional— sean verdaderamente seguidas a manera de que protejan a inmigrantes que trabajan duro en las sombras para que sus hijos puedan tener una vida major; y para que el próximo presidente no use la ley migratoria para dividir a más familias.

De acuerdo con Frank Sharry, Director Ejecutivo de America’s Voice, “este caso ha sido siempre sobre política antiimigrante , desde los 26 gobernadores republicanos y procuradores generales, hasta el juez de la Corte de Distrito que es identificado por sus posiciones antiinmigrantes. Si las cortes se interponen en nuestro camino por ahora, nos aseguraremos de que la política empiece a allanar el sendero a seguir. Confiamos en que latinos, asiáticos, inmigrantes y sus aliados salgan a votar en noviembre a elegir a un presidente que entienda que las acciones ejecutivas de Obama son perfectamente legales, así como un Senado federal que haga su trabajo y llene la vacante en la Corte Suprema con un juez que sí entienda la Constitución”.