Cerca de mil millones de dólares ha dejado de dar el gobierno federal al Distrito Escolar Unificado de Los Angeles (LAUSD, siglas en inglés). Este grave problema podría ahondarse si prospera la propuesta prespuestal de Donald Trump y la titular de Educación, Betsy DeVos, que proyecta quitar mil millones de dólares a la educación pública para canalizarla al sistema de vouchers o vales, que favorecería sólo a pudientes y que en California nunca ha sido aceptado por ser dañinos a los niños de escasos recursos.

Juan Ramírez, vicepresidente del Sindicato de Maestros de Los Angeles (UTLA, siglas en inglés), expresólo lo anterior al analizar la propuesta de Trump, que tiene como prioridad el sistema de vouchers o vales, que se entregarían a padres para que envíen a sus hijos a los planteles que mejor las convengan.

Y resalta que se trata de un ardid más para extraer recursos de la educación pública para promover la privatización educativa. Por eso, es tajante: “ Constituye un atentado a los estudiantes de familias pobres”.

Explica:

“El problema es que si soy padre de familia que mando a mi hijo a una escuela privada y me dice el gobierno que me va a dar un cupón para enviar a mi hijo a escuela privada o pública. Lo voy a aceptar y me va a beneficiar, porque si ya estoy pagando unos 10 mil dolares por año y el gobienro me va a ofrecer unos 5 mil , me va a ayudar. Para empezar, soy una persona que no necesito porque ya lo estoy pagando y eso se lo van a hacer accessible a todas las personas con la idea de que los padres tengan el derecho de elegir a que escuela van. Imagínense a un padre de familia que es humilde, que lleva a sus hijos a la escuela local. Le van a dar un voucher y no tiene lo suficiente para completer el pago de una escuela cara. Seguirá mandando a sus hijos a la misma escuela, porque le va alcanzar para más. En realidad no cambia nada para la gente humilde. Lo que si afecta es a  la escuela publica porque ese dinero se sacó de ahí y ahora se comparte con la gente que no lo necesita”.

Agregó:

“El voucher es cupón para los ricos, porque los pobres, nada se va a beneficiar. La idea falsa de que habrá derecho de escoger la escuela que vayan nuestros hijos no es para la gente pobre , porque lo que hacen las escuelas ricas es subir el precio y ya nos excluyeron”.

El dinero que el gobierno federal ha dejado dar al distrito escolar angelino es dirigido a niños de educación especial, aprendices de inglés y de familias de bajos ingresos, comprendidos en el Título Uno.

Ramírez dijo que su sindicato va a hacer campaña entre los legisladores federales para que no apueben la propuesta de Trump/DeVos y entre padres de familia.

RECHAZO DE GREMIOS MAGISTERIALES

Los gremios magisteriales, californianos y nacionales, se han pronunciado contra dicha propuesta. La Asociación Nacional de Educadores (NEA, siglas en inglés), que integra a más de tres millones de mentores, explica los puntos negativos del plan presupuestal:

  • Disminuye la inversión federal en programas de educación en el AF2018 en un 13,6 por ciento.
  • Reduce $ 10.6 mil millones en iniciativas de educación federal en general.
  • Elimina 22 programas educativos.
  • Recorta $ 1,2 mil millones a programas después de la escuela.
  • Recorta $ 27 millones a educación artistica .
  • Cortes de IDEA (fondos para educación especial) por $ 133 millones.
  • Recorta $ 2,1 mil millones a fondos para reducir el tamaño de las clases (lo cual es clave para proporcionar la atención individualizada que los estudiantes necesitan para tener éxito) y apoyar el desarrollo profesional de los educadores.
  • Más de $ 700 millones en recortes a préstamos universitarios para estudiantes de bajos ingresos.

Este es el video de la entrevista con el vicepresidente de los maestros angelinos: