Ninguna prominente figura republicana asistirá a la convención en la que el magnate será ungido como candidato. El sigue cometiendo errores, tiene menos dinero que su oponente, va abajo en la mayor parte de las encuestas y alarma a colegas al no construir la infraestructura necesaria para los comicios.  A Hillary le puede estallar el problema de su correo electrónico personal, porque lo pudo haber usado para información confidencial. Próxima a concluir la investigación del FBI, puede ser eliminada como aspirante presidencial si es encontrada culpable. En sondeo de CBS News, el 62% cree que no es confiable ni honesta.

_____________________________________________________________________________________________________________