Gobierno del priista Hernández Deras dejó sin medicinas a esa entidad, declara el gobernador José Rosas Aispuro Torres.

_________________________________________________________________________________________________________________

Durango, Dgo.

Los medicamentos que llegaban a la Secretaría de Salud en la administración que encabezó Ismael Hernadez Deras, no se distribuían a los centros médicos u hospitales del estado y se echaban a perder en las bodegas, declaró el mandatario José Rosas Aispuro Torres al rendir un informe preliminar de la auditoría que su gobierno realiza a la administración que concluyó el 15 de septiembre pasado.

En esa dependencia hubo acciones que lastimaron a los ciudadanos, al no contar con personal médico ni con los fármacos necesarios en la mayoría de los Centros de Salud, refirió.

Mencionó que se está trabajando para limpiar la casa y dar servicio de calidad a los duranguenses, aunque aclaró que no se hará de la noche a la mañana.

Además del mal servicio que se daba, de guardar medicamento en bodegas, agregó Aispuro Torres, se compraban medicamentos que no se requerían, encontramos que se echaban a perder porque nadie los solicitaba y había bodegas con medicamentos guardados que no se entregaron a tiempo, aseveró.

De toda esta información ya ha sido notificado José Narro Robles, secretario de Salud federal, quien estará de visita en Durango el próximo día 20.

Las auditorías a este sector por la Contraloría estatal continúan porque el tema no se agota y hay intereses muy grandes, agregó el gobernante priísta.

Pese a todas las irregularidades detectadas, el gobernador señaló que se tiene confianza de que tras las auditorías se den resultados a los ciudadanos.

En septiembre pasado, César Franco Mariscal, secretario de Salud del estado, había advertido que la operación de los hospitales y clínicas estaban en riesgo debido a que la administración que concluyó el 15 de septiembre pasado los dejó sin medicamentos y otros insumos.

A la par de este problema se tiene una deuda de 300 millones de pesos por fármacos, equipos de curación y ortopedia. De septiembre a la fecha, mencionó el galeno, se han estado haciendo compras directas para surtir insumos a estos lugares y están saliendo más caros.