México aplica doble moral con migrantes: es “portero de EU”, propicia violación de derechos humanos y “condena” abusos, dice Amnistía

06/15/2017 09:48

El Gobierno de México participa en la repetición de las violaciones de derechos humanos contra miles de solicitantes de asilo que huyen de la violencia extrema del Triángulo Norte de Centroamérica, aseguró hoy la organización Amnistía Internacional en un informe. Para la organización, el país está demasiado dispuesto a desempeñar el papel de portero de Estados […]

El Gobierno de México participa en la repetición de las violaciones de derechos humanos contra miles de solicitantes de asilo que huyen de la violencia extrema del Triángulo Norte de Centroamérica, aseguró hoy la organización Amnistía Internacional en un informe. Para la organización, el país está demasiado dispuesto a desempeñar el papel de portero de Estados Unidos. “Tiene una doble moral porque critica cómo se trata a sus connacionales en Estados Unidos y toma una dirección similar en el trato de las personas centroamericanas”,  destacó Madeleine Penman, autora del texto.

________________________________________________________________________________________________________________________________

Ciudad de México

Las órdenes sobre seguridad fronteriza del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump; la actuación de México y la negativa a dar asilo suponen un grave peligro para la vida de miles de migrantes, alertó hoy Amnistía Internacional (AI).

“Estados Unidos y México son socios en el crimen y están fraguando una incipiente catástrofe de derechos humanos. Estados Unidos está construyendo un sistema cruel y hermético para impedir que gente que lo necesita reciba protección internacional, y México está demasiado dispuesto a desempeñar el papel de portero de Estados Unidos”, manifestó Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

En el informe “Violaciones a los derechos humanos de solicitantes de asilo en Estados Unidos y México”, la organización encontró que las nuevas medidas de refugio implementadas por ambos países obligan a los migrantes a correr el riesgo de sufrir extorsión o violencia al tener que pagar a traficantes de personas para entrar en Estados Unidos.

“En algunas zonas del desierto de Arizona se han duplicado las muertes de personas migrantes desde que Trump fue elegido”, agregó AI.

Según cifras oficiales, en 2016 se presentaron en México una cifra récord de 8 mil 788 solicitudes de asilo, en comparación con las mil 296 de 2013. El 35 por ciento de los solicitantes recibieron el reconocimiento de la condición de refugiado.

El 91 por ciento de las solicitudes procedían de ciudadanos y ciudadanas del “Triángulo Norte” de Centroamérica (Honduras, El Salvador y Guatemala), una zona asolada por la violencia, y la agencia de la ONU para los refugiados prevé que el número de solicitudes pueda llegar hasta 20.000 en 2017.

De acuerdo con Amnistía, México no brinda protección a los migrantes y los está devolviendo a situaciones extremadamente peligrosas sin informarles de su derecho a pedir protección mediante una solicitud de asilo.

En 2016, el Instituto Nacional de Migración mexicano detuvo a 188.595 personas migrantes en situación irregular, de las que el 81 por ciento procedían de Centroamérica, y deportó a 147 mil 370 a sus países de origen. El 97 por ciento de las personas deportadas procedían de El Salvador, Honduras y Guatemala.

La organización narró el testimonio de un hondureño de 23 años dejó su país hace cinco años porque temía por su vida y ha sido deportado desde México más de dos docenas de veces.

Tras haber sido reclutado a la fuerza por una mara a los 13 años, siendo huérfano, la mara quiere matarlo por haber huido de sus filas. “Yo he sido deportado 27 veces. A los agentes del INM no les importa por qué sales de tu país. Se burlan de ti”, dijo.

Cuando Amnistía Internacional planteó la cuestión a las autoridades, un funcionario del Instituto Nacional de Migración mexicano en el estado meridional de Chiapas dijo: “Tratamos que el retorno a sus países sea lo más rápido posible”.

MÉXICO INFRINGE LEY AL DETENER A MENORES

Pese a que la ley mexicana prohíbe expresamente la detención de menores de edad, México recluyó a 40 mil 542 niños y niñas en centros de detención para migrantes en 2016, refiere el informe.

Agregó que en el país existen 54 centros de detención para migrantes, que no son adecuados para albergar a niños o niñas y que cuentan con instalaciones sumamente controladas.

El relator especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes señaló que, durante su visita a México en 2014, había recibido informes sobre palizas, amenazas, humillación e insultos sufridos por personas migrantes en centros de detención para migrantes en el país.

En el caso de los menores de edad, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) señaló en un informe de 2016 que las condiciones de los centros de detención para migrantes de México son inadecuadas para albergarlos.

Aunque la detención de niños, niñas y adolescentes sólo puede durar periodos breves, destacó Amnistía Internacional, en México a menudo dura semanas o meses.

Amnistía Internacional documentó una serie de casos de niños, algunos de tan sólo un año de edad, que habían permanecido recluidos durante un mes o más en un centro de detención, con muy poco acceso a actividades al aire libre o servicios adecuados de atención a la infancia.

Centroamérica “vive una crisis de refugiados y Trump implementa medidas inhumanas que tendrán un impacto grave en personas vulnerables”, dijo a la agencia Efe Madeleine Penman, experta en México y autora del informe.

Respecto a México dijo: “Tiene una doble moral porque critica cómo se trata a sus connacionales en Estados Unidos y toma una dirección similar en el trato de las personas centroamericanas”

El documento se elaboró durante más de un año en los países implicados e incluye entrevistas a solicitantes de asilo, migrantes, funcionarios y entidades civiles.

Con él, AI “no se opone al control de fronteras, y reconoce la decisión soberana de los Estados”, pero pide que se haga en el marco de la protección de derechos humanos de personas refugiadas, cumpliendo con las normas internacionales.

El informe forma parte de una serie de acciones que realizará AI en estos días, como la presentación de una carta a los miembros de la OEA durante la Asamblea General que se celebrará en Cancún del 19 al 21 de junio, o la construcción de un “muro” en Ciudad de México.


Por Redacción / Sin Embargo