INAI, InfoDF, DIF y Pantallas Amigas lanzan campaña contra el fenómeno. Cada vez hay más evidencias de que los menores de 18 años envían imágenes de su cuerpo desnudo o semidesnudo, lo que potencia el riesgo de extorsión, ciberacoso o pornografía infantil.

__________________________________________________________________________________________________________

Ciudad de México.

En el marco del lanzamiento de la campaña institucional para inhibir la práctica del sexting, se dio a conocer que en la actualidad, México ocupa el primer lugar en América Latina con un creciente riesgo para la intimidad de los niños y adolescentes en el país. Cada vez hay más evidencias de que los menores de 18 años envían imágenes de su cuerpo desnudo o semidesnudo, lo que potencia el riesgo frente a otras prácticas como la extorsión, el ciberacoso o la pornografía infantil.

Impulsada por diversas instituciones, entre ellas el Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información, el InfoDF, el Sistema para la Integración de la Familia, DIF y la organización Pantallas Amigas, la campaña pretende difundir entre los menores de edad los riesgos implícitos en esta difusión de imágenes que motivan la pérdida del control de las mismas y pueden revertirse con alto riesgo.

Javier García Blanco, de Pantallas Amigas –organización que diseñó la campaña- señaló que el seguimiento que han dado a este fenómeno desde 2009, ha evidenciado que cada vez a edades más tempranas los niños envían imágenes ante la facilidad de acceder a dispositivos móviles y, con ello se han incrementado los incidentes graves asociadas a ciberbullyng, ciberacoso, pornografía infantil, extorsión, entre otros.

En su oportunidad, la comisionada presidenta del INAI, Ximena Puente, sostuvo que el sexting está ligado a fenómenos complejos como la pérdida de la privacidad, las prácticas sexuales virtuales, chantaje y otras conductas que se tienen consecuencias psicológicas, legales y personales graves para los menores de edad. Señaló que de acuerdo a encuestas relacionadas con el sexting, el 36 por ciento de 10 mil menores encuestados dijeron tener conocimiento que algún amigo o pariente han enviado imágenes de contenido sexual; un 10 por ciento ha enviado mensajes de contenido sexuales

El comisionado Francisco Javier Acuña destacó que el sexting es una práctica asociada directamente a mensajes de índole sexual, entre niños y jóvenes, sin prever las posibles implicaciones de esta difusión. En esta transmisión va implícita la “traición” a la intención original del mensaje y, dada la potencialziación que tiene internet se incrementa el riesgo.

A su vez, Juan Martínez Pérez, de la Red por los Derechos de la Infancia, alertó que esta es una práctica que detona aún más una cultura machista, colocando en mayor riesgo a las niñas y adolescentes. Subrayó que la campaña no pretende inhibir la libertad de expresión de los menores de 18 años o bien reducir el despertar a la sexualidad, sino alertar sólo sobre las consecuencias del sexting.

A su vez. Mucio Israel Hernández, presidente del InfoDF mencionó que los abusos en la práctica del sexting tienen un alto contenido machista contra las mujeres, mediante el envío de estos mensajes en dispositivos móviles. Una práctica, dijo, en aumento, en un contexto en el que México ocupa los primeros lugares en pornografía infantil a nivel latinoamericano

Destacó que en la actualidad hay pocas denuncias asociadas a esta conducta porque con frecuencia terminan revirtiéndose en la medida que en el procedimiento se revictimiza a las personas afectadas.

Leonora Cárdenas, directora general de Protección a Niños, Niñas y Adolescesntes del DIF reconoció que en este tema hay una gran cifra negra y se conocen pocas estadísticas porque no hay denuncias concretas. Hay encuestas, pero no cifras, porque existe una falta de cultura de la denuncia.