Así lo determinó un fallo judicial que confirmó una orden de deportación contra un niño hondureño, quien se presentó sin abogado ante una corte migratoria.

____________________________________________________________________________________________________________________________________

San Francisco.

Los niños llevados ilegalmente a Estados Unidos con sus padres no tienen derecho constitucional a que un abogado de un tribunal los represente en procedimientos de inmigración, de acuerdo a un fallo judicial emitido el lunes.

La novena corte de circuito de apelaciones de Estados Unidos, con sede en San Francisco, confirmó una orden de deportación contra un niño hondureño que huyó junto a su madre de la violencia de las pandillas y que se presentó ante una corte migratoria sin abogado.

El fallo tiene lugar en momentos en que el Gobierno de Donald Trump busca realizar cambios en los procedimientos migratorios en los tribunales con el objetivo de acelerar las deportaciones.

Los acusados ante la justicia estadunidense tienen derecho a un abogado designado por un tribunal y pagado por el gobierno. Sin embargo, los inmigrantes que afrontan la deportación generalmente no tienen un derecho constitucional similar.

Abogados de derechos de los inmigrantes han criticado al gobierno de Estados Unidos por ejecutar procedimientos de deportación contra niños muy pequeños, sin abogados para el inmigrante presente.

El panel de tres jueces de la novena corte dictaminó el lunes, sin embargo, que el Congreso no ha extendido el derecho de asesoría gratuita a menores como el niño hondureño en este caso, que llegó al país en 2014, cuando tenía 13 años.