Ciudad de México.

La nueva embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, lamentó los hechos de violencia registrados este domingo en Oaxaca, donde el enfrentamiento entre policías federales y maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación dejó al menos seis muertos.

Consideró que el problema puede resolverse “de manera pacífica y sin una pérdida de vida más”.

En una pequeña rueda de prensa ofrecida al término de la ceremonia efectuada en Palacio Nacional para entregar sus cartas credenciales, Jacobson señaló que monitorearán el desenlace del conflicto en Oaxaca, si bien precisó, que la embajada estadunidense no ha emitido ninguna alerta de viaje a esa entidad.

Cautelosa en el tema, dijo que es un asunto que corresponde resolver a los mexicanos si bien es lamentable la pérdida de vidas humanas.