En una nueva serie televisiva, la actriz Leah Remimi espera en llamar la atención de autoridades judiciales y el FBI para hacer una investigación a fondo de la Iglesia de Scientology “por abusar y destruir familias”.

“Estoy hablando del FBI, la policía, el Departamento de Justicia, el IRS”, dijo a The Hollywood Reporter. “Si el FBI alguna vez quiso llegar a cualquier parte, todo lo que tendrían que hacer es hacer una incursión. Todo el mundo que ha ido a Scientology tiene carpetas, y todo lo que has dicho está contenido en esas carpetas. ”

El espectáculo que ella produce y protagoniza – “Leah Remini: Scientology and the Aftermath” – se centró primero en cómo esa religión ha desgarrado las familias.

Nuevos episodios discutirán “todas las prácticas abusivas de Scientology – abuso sexual y abuso físico”, dice en un perfil de 2.400 palabras. (Ella también promovió el programa en una charla con Stephen Colbert en “The Late Show”).

Remini, quien dejó la iglesia después de ser atraída durante su infancia en la Ciudad de Nueva York, le dijo a Seth Abramovitch que ella está dejando Los Angeles, su casa desde el 2013, para unirse al elenco de la costa este de “Kevin Can Wait” en CBS.

Leah Remini, una actriz y ex miembro de la Iglesia de Scientology, ha utilizado su plataforma en los últimos años paracondenar esa  religión de la que fue miembro cuando era niña. Ahora está pidiendo una investigación federal sobre sus presuntas prácticas traumatizantes.

“La política de Scientology dicta que los niños son hombres y mujeres crecidos en pequeños cuerpos”, dijo Remini a The Hollywood Reporter. “Creen que una niña de 7 años no debe temblar al ser apasionadamente besado”.

“Si usted se une a la Sea Org [una clase de clero con un patrimonio náutico] de niño, sus padres le entregan a Scientology. Los niños son tratados como tripulantes. Son activos “, dijo. “Y si un niño es molestado, ese niño y / o padre no puede ir a la policía, porque es contra la política. Lo manejan en Scientology “.

La actriz ha utilizado su nuevo espectáculo “Leah Remini: Scientology y las secuelas” para examinar las presuntas faltas de la organización. “Hemos escuchado de personas que estaban dentro, quien me dijo: ‘Vi tu programa. Fui en el Internet. Decidí marcharme. Estoy luchando por mis hijos después de ver tu show ‘”, dijo Remini.

En la segunda temporada de la serie, que estrena el 15 de agosto, Remini busca adoptar un enfoque más “activista” y quiere retratar “todas las prácticas abusivas de Scientology – abuso sexual y abuso físico”, con un llamado a un Investigación federal sobre las prácticas de la organización.

“Aftermath” le ha valido a Remini una nominación al Emmy por la mejor serie informativa o especial.

Esta iglesia opera en California, EU y en diversos países. Una de sus centrales se encuentra en el 4810 de la avenida Sunset , 90027, en Los Angeles. Ahi acuden artistas y personajes de la política.

¿QUÉ ES SCIENTOLOGY?

En la plana en Internet de esa iglesia, se anota:

“Desarrollada por L. Ronald Hubbard, Scientology es una religión que ofrece una ruta precisa que conduce a una completa y certera comprensión de la verdadera naturaleza espiritual de cada uno, de la relación de uno consigo mismo, con la familia, los grupos, la humanidad, todas los seres vivos, el universo material, el universo espiritual y con el Ser Supremo.

“Scientology se ocupa del espíritu; no simplemente del cuerpo o la mente, y sostiene que el hombre es mucho más que un producto de su entorno o de sus genes.

“Scientology comprende un vasto cuerpo de conocimientos que se deriva de ciertas verdades fundamentales. Las más importantes son:

“El hombre es un ser espiritual inmortal.

“Su experiencia va mucho más allá de una sola vida.

“Sus capacidades son ilimitadas, aun cuando en la actualidad no se hayan logrado”.