SACRAMENTO

California va a impedir que se apliqué la orden ejecutiva de Donald Trump, que abre la puerta a la expansión de la perforación de petróleo y gas en aguas federales de la costa del estado. Desde 1994, prevalece una ley que declara santuario costero a la entidad.

Para ello, la Asamblea y el Senado estatal hen empezado a dar luz verde a proyectos legislativos que prohiban la construcción de ductos y otra infraestructura dentro de una franja de tres millas, de la costa a mar adentro, que es jurisdicción californiana.

La Asamblea votó con 6 votos a favor y en contra la iniciativa 188 del líder senatorial Kevin de León, y los senadores Hannah-Beth Jackson y Ricardo Lara.

El proyecto 188 prohibeo a la Comisión de Tierras Estatales aprobar nuevos arrendamientos de tuberías, muelles y otra infraestructura necesaria para apoyar el nuevo desarrollo federal de petróleo y gas en el área de tres millas de la costa controlada por el estado.

También prohibiría cualquier renovación, extensión o modificación de arrendamiento que apoye la producción, transporte o procesamiento de petróleo y gas nuevos.

“California no puede controlar lo que sucede en aguas federales. Pero a tres millas de la costa, donde nuestro poder y jurisdicción se encuentran, podemos y vamos a tomar una acción fuerte e inequívoca “, dijo Jackson.

Agregó: “La SB 188 impedirá dar un paso atrás en las políticas energéticas anticuadas, sucias y destructivas del pasado, y protegerá nuestra costa de posibles derrames de petróleo que podrían devastar nuestra economía costera de varios billones de dólares, nuestras aguas costeras y nuestra vida marina “.

De León manifestó que “es fundamental proteger la tierra y los recursos a lo largo de la costa de California. La SB 188 asegurará que California -no el gobierno federal- tenga la última palabra en impedir que la producción de petróleo y gas interrumpa aún más el medio ambiente marino de nuestro estado y ponga en riesgo la salud de nuestros residentes”.

Por su parte, el senador Lara destacó:

“La expansión de la perforación petrolífera costa afuera trae riesgos sin precedente a la costa de nuestro estado ya las personas que dependen de ella para su subsistencia. La SB 188 ayuda a prevenir otro desastre de derrame de petróleo, protege nuestra economía costera y mantiene el compromiso de California de reducir las emisiones de los combustibles fósiles por el calentamiento climático”.

California ha tenido un compromiso para proteger su costa de nuevas perforaciones de petróleo y gas en alta mar. En 1994, la Legislatura aprobó la Ley del Santuario Costero de California, que prohibía nuevos arrendamientos de petróleo y gas en las aguas costeras del estado, con algunas excepciones. En diciembre pasado, miembros del Senado del Estado se unieron al Gobernador Brown para solicitar que el entonces Presidente Obama prohibiera permanentemente nuevos arrendamientos de petróleo y gas fuera de la costa de California.

La economía costera de California produce aproximadamente 44 mil 500 millones millones de dólares en el PIB cada año y emplea a casi medio millón de personas en el estado.

La SB 188 se dirige ahora al Comité de Apropiaciones de la Asamblea.